Mas pide comprensión si se usa la fuerza porque "se han traspasado las líneas rojas"

  • El presidente catalán se adelanta a las críticas y hace un llamamiento a la población para que entienda que la policía debe actuar contra los que actúan con "indignidad".

Comentarios 32

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido "comprensión" al pueblo catalán por las cargas policiales que se puedan producir contra los "violentos" que han "traspasado las líneas rojas" y han actuado con "indignidad" en su cerco al Parlamento. El presidente catalán ha comparecido en rueda de prensa, después de que la presidenta del Parlamento catalán, Núria de Gispert, haya leído en el hemiciclo una declaración institucional de rechazo a los ataques de los indignados a los diputados.

"Puede que nuestro sistema democrático tenga imperfecciones, pero yo prefiero una democracia, aunque sea imperfecta, antes que el caos violento que nos hemos encontrado", ha proclamado Mas, que ha denunciado que entre los alborotadores había "profesionales de la violencia y de la coacción". El presidente catalán ha señalado que "cualquier discrepancia es esencia de la propia democracia", pero "nunca debe expresarse con violencia y coacciones".

"Se han traspasado las líneas rojas. No hay simplemente una expresión de una discrepancia, sino una acción de coerción e impedimento de la tarea normal de las personas democráticamente elegidas por el pueblo catalán", ha añadido. Tras los incidentes, Mas ha invitado al colectivo de indignados a que hagan una "reflexión a fondo" porque "por esta vía no conseguirán nada" que no sea el "rechazo" de la gran mayoría de los ciudadanos. "Entiendo que mucha gente pueda sentirse indignada. Pero no es lo mismo estar indignado que actuar con indignidad", ha afirmado Mas, que ha recordado que quien quiera protestar dispone de "muchos canales" para hacer oír su voz. Mas ha dejado claro que "no es tolerable" que se intente impedir con "violencia y coacción" que un Parlamento democrático desarrolle sus debates con normalidad: "No se puede pisotear la dignidad de un Parlamento que tanto ha costado mantener a lo largo de la historia".

Para prevenirse de las críticas que pueda haber por las cargas contra los concentrados alrededor del parque de la Ciutadella, que han cometido el "delito" de intentar impedir la celebración de un pleno democrático, Mas ha hecho un llamamiento a la población para que comprenda que la policía debe actuar en un caso como éste. Mas ha pedido que "se entienda" que, cuando en una democracia la policía actúa para garantizar el normal desarrollo de un debate en el Parlamento, "no es un elemento de represión sino de seguridad".

"Hay que garantizar la integridad de los diputados. Esto puede conllevar en las próximas horas que haya algún uso legítimo de la fuerza. Pido la comprensión del pueblo de Cataluña", ha afirmado. Mas ha defendido "el uso de la fuerza para garantizar causas mayores" como el Parlamento, que es "un bien superior", aunque algunas imágenes de las cargas "puedan hacer daño a los ojos".

El presidente de la Generalitat ha explicado que a las 08:30 ha salido de casa en dirección al Parlamento, pero sobre las 09:30 aún no había conseguido entrar debido al cerco de los indignados, lo que le ha llevado a tomar la decisión de llegar en helicóptero, con la presidenta de la cámara, Núria de Gispert. Mas quería que las dos máximas autoridades políticas de Cataluña llegasen "puntualmente" a las 10:00, hora prevista de inicio del pleno de los presupuestos de la Generalitat.

Su intención era trasladar un mensaje de "normalidad" pese al "boicot" de los "violentos", aunque "da pena y es triste" que el pleno sí se haya visto alterado en su desarrollo por la situación "excepcional" vivida. Mas ha agradecido a los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana su trabajo para garantizar la seguridad de políticos, trabajadores del Parlamento y profesionales de medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios