España

Un constructor niega haber recibido dinero negro por una casa de Matas

  • El juez Castro sigue tomando declaración a testigos e imputados del caso Palma Arena

Comentarios 1

El constructor que realizó las obras de rehabilitación del palacete que el ex presidente balear Jaume Matas compró en Palma, Juan Serra, declaró ayer ante el juez instructor del caso Palma Arena que no cobró dinero negro cuando reformó hace años una vivienda en Palma de la madre de Matas.

Serra compareció como testigo ante el titular del Juzgado de Instrucción 3 de Palma, José Castro, durante unos 45 minutos, y fue interrogado por una vivienda de la madre de Matas situada en la Rambla de la capital balear. Hace años, el constructor la reformó, aunque Serra aseguró al juez que no cobró ningún dinero en negro y que todas las obras se facturaron con IVA, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

El pasado noviembre, Serra declaró ante el juez que por la reforma del palacete de Matas cobró varios miles de euros en negro de mano del cuñado de Matas, Fernando Areal -también imputado en el caso-, que entonces era gerente del PP.

Este constructor realizó asimismo obras de reforma en la sede del PP en Palma.

Los sobrinos del periodista Antonio Alemany también prestaron ayer declaración -en calidad de imputados- ante el juez Castro, y defendieron que su participación en la gestión de las sociedades de su tío, entre ellas la Agencia Balear de Noticias -que está bajo investigación judicial- fue mínima y simbólica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios