Mas convocará una consulta de autodeterminación la autorice o no el Estado

  • El presidente catalán contradice a Duran Lleida, que aseguró horas antes que su formación "no se saltará la ley" ni cometerá "disparates". CiU y ERC pactan convocar una consulta durante la próxima legislatura.

Comentarios 69

El presidente catalán, Artur Mas, se ha comprometido a promover una consulta de autodeterminación en la próxima legislatura tenga o no la autorización del Gobierno central y ha propuesto al resto de partidos catalanes reunirse tras las elecciones del 25 de noviembre para concretar el proceso. Después de dar por cerrado el martes el ciclo electoral con su anuncio de elecciones anticipadas para el 25 de noviembre y su apuesta por permitir que Cataluña ejerza su "derecho a la autodeterminación", Mas ha ido más allá y, en la segunda jornada del debate de política general en el Parlamento, se ha mostrado dispuesto a desafiar al Estado si intenta obstaculizar el proceso.

"Si se puede hacer por la vía del referéndum, porque el Gobierno español la autoriza, mejor. Si el Gobierno nos da la espalda y no autoriza ningún tipo de referéndum ni de consulta, pues hay que hacerlo igualmente", ha afirmado en la réplica al presidente del grupo parlamentario del PSC, Xavier Sabaté. Después de que a primera hora de la mañana, en una entrevista radiofónica, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, asegurara que su formación política "no se saltará la ley" ni cometerá ningún "disparate", Mas ha proclamado desde el Parlamento que "lo normal" sería primero intentar convocar una consulta "de acuerdo con las leyes, y si no puede ser, hacerla igualmente".

Según Mas, "en la próxima legislatura, Cataluña debe ejercer el derecho a la autodeterminación" y lo "lógico" sería que después de las elecciones del 25N los partidos catalanes "se sienten todos a definir en qué condiciones se puede hacer esta consulta". Mas también ha denunciado la "estrategia del miedo" puesta en marcha a su juicio por el PP para combatir el independentismo y ha retado a los populares a "escuchar educadamente el veredicto de las urnas", en las elecciones del 25 de noviembre.

Por su parte, el presidente del grupo parlamentario del PSC, Xavier Sabaté, ha pedido que los catalanes puedan votar en un referéndum legal cualquier cambio de relación con el Estado y, aunque no ha mencionado la autodeterminación de Cataluña, ha subrayado que los socialistas no "esconderán" ningún debate. Sabaté ha cargado con dureza contra la gestión de gobierno de CiU, al que ha reprochado sus pactos "continuos" con el PP en el Parlamento y en el Congreso, así como sus recortes sociales, que han generado "una Cataluña rota, de dos velocidades".

Por su parte, la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, ha acusado a Mas de querer engañar a los catalanes con el "tacticismo" de anticipar las elecciones para lograr la mayoría absoluta. Sánchez-Camacho, por otra parte, ha pedido reducir un 20% el número de diputados del Parlamento -ahora tiene 135 escaños-, impulsar un plan de racionalización de los medios públicos y "eliminar" las delegaciones internacionales de la Generalitat.

El presidente del grupo parlamentario de ICV-EUiA, Joan Herrera, ha dicho por su parte que "asume el reto" de que el pueblo catalán ejerza su "derecho a decidir", pero ha reprochado a Mas las consecuencias de sus políticas "de recortes infinitos" y "el sufrimiento que han provocado". Desde ERC, Joan Puigcercós ha considerado que la transición nacional de Cataluña hacia el Estado propio "debe ser rápida" y ha anunciado que su partido apoyará a CiU en el proceso, aunque ha pedido "un giro social" vinculado a la independencia. Por su lado, el líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha equiparado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, con un "golpista" por querer "imponer" una identidad en Cataluña, lo que provocará, a su juicio, la ruptura de la cohesión social. "Me da el mismo miedo un golpista vestido de verde con un tanque que un golpista con corbata subido en un A8", ha espetado Rivera a Mas, que tiene este modelo de coche oficial.

CiU y ERC pactan convocar una consulta durante la próxima legislatura

CiU y ERC han cerrado una propuesta de resolución conjunta que será votada este jueves en el pleno del debate de política general en la que se precisa el compromiso de "consultar" durante la próxima legislatura al pueblo catalán la posibilidad de que Cataluña se constituya como Estado propio. Según fuentes de ERC y CiU, el texto de la propuesta de resolución ha sido negociado por el presidente del grupo de CiU en el Parlamento, Oriol Pujol, y por el líder de ERC, Oriol Junqueras, y en ella se recoge la voluntad expresada por el presidente de la Generalitat, Artur Mas, de que el pueblo catalán pueda ejercer el derecho a la autodeterminación.

En la resolución no se concreta la fecha de la consulta ni tampoco qué tipo de consulta será impulsada por el próximo gobierno de la Generalitat salido de las elecciones del 25 de noviembre, tal y como pretendía inicialmente ERC, pero la dirección de este partido se muestra satisfecha por el acuerdo alcanzado. Junqueras ha precisado, en este sentido, que el Parlamento nunca hasta ahora había podido aprobar un compromiso tan importante para que Cataluña pueda alcanzar la independencia en poco tiempo, y se ha mostrado convencido de que los ciudadanos sabrán entender este mensaje en las próximas elecciones.

Fuentes de CiU han explicado que durante la negociación ERC presionó para acotar la fecha del referéndum, barajando la idea de convocarlo en 2014, año cargado de simbolismo porque se cumplirán 300 años de la caída de Barcelona bajo las tropas de Felipe V en la Guerra de Sucesión. No obstante, CiU es partidaria de no caer en un exceso de concreción sobre cómo y qué ritmos debe tener el proceso, porque podría condicionar la capacidad de maniobra de la Generalitat en el proceso que se abre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios