El 15-M desconvoca un acto junto al Congreso por la "intimidación policial"

  • Democracia Real Ya asegura que "hay muchas cosas que cambiar" y que no se conformará con unas "migajas"

El Movimiento 15-M desconvocó ayer la concentración que tenía previsto celebrar en la madrileña Plaza de Cánovas del Castillo, en las inmediaciones del Congreso de los Diputados, contra la reforma de la negociación colectiva debido a la "intimidación ejercida por la policía".

La concentración, que había sido propuesta para las siete de la tarde, fue desconvocada finalmente, según informó el movimiento en la cuenta de Twitter de Acampada Sol. "Se desconvoca la concentración en Neptuno debido a la intimidación ejercida por la Policía que nos amenaza con una sanción. No tenemos miedo", publicó acampadasol en la red social.

Momentos antes de desconvocar la protesta, desde acampadasol se denunciaba que la Policía les estaba pidiendo la documentación y animaba a los ciudadanos a acudir a la protesta. "En Neptuno nos están identificando los de azul. ¡Acude y difunde! Concentración ahora contra la reforma de la negociación colectiva", explicaron en Twitter.

Esta convocatoria suponía la continuación de la protesta que llevó el martes a decenas de personas a pernoctar en Neptuno tras ser convocados por el Movimiento 15-M después de que la asamblea general de la Puerta del Sol aprobara la pasada semana la concentración, cuyo objeto era darle "los buenos días" a los diputados antes de que comenzara el Pleno del Congreso.

La plataforma ciudadana Democracia Real Ya (DRY), integrante del Movimiento 15-M que desde hace más de un mes muestra su indignación con la situación política y económica actual, advirtió ayer al Gobierno y al resto de partidos políticos representados en el Congreso de los Diputados de que aunque valoran positivamente los "guiños" que están haciendo al escuchar sus reivindicaciones, no se van a conformar "con migajas porque hay muchas cosas que cambiar".

Así lo manifestó ayer, en declaraciones a Europa Press, uno de sus portavoces, Jon Aguirre Such, quien matizó que aunque la decisión tomada el martes por el Pleno de la Cámara Baja de aprovechar la tramitación de la Ley de Transparencia para estudiar algunas de las propuestas del movimiento destinadas a mejorar el sistema democrático es una buena noticia, hay todavía "cosas importantes que no cambian como la reforma laboral". "Estamos dando pasos. Nos alegramos de que se estén dando este tipo de gestos pero no nos vamos a conformar con migajas. Hay muchas cosas que cambiar", señaló Aguirre.

El vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, se mostró ayer abierto a escuchar las demandas del 15-M y reconoció que no se debe "demonizar" a estos colectivos pero tampoco, advirtió, "regalarles los oídos", en respuesta en el Congreso a una pregunta sobre los indignados planteada por el portavoz de ERC, Joan Ridao.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios