La familia de la desaparecida en México espera que España coteje su muerte

La familia de Pilar Garrido, que desapareció el pasado 2 de julio en el noroeste de México y cuya muerte confirmaron el viernes las autoridades mexicanas, permanece "a la espera de que los organismos españoles certifiquen" que los restos hallados corresponden a ella.

Así lo trasladó a la prensa el alcalde de Massalavés (localidad natal de Garrido), Gregorio Andreu, tras el Pleno extraordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento con motivo de este "triste suceso" y para mostrar su "solidaridad y ofrecer todo el apoyo" a la familia de la mujer, de 34 años.

Andreu declaró que la Corporación municipal "tomará las decisiones oportunas" y acordará las manifestaciones de "duelo" que considere "en el momento en que se confirme por parte de España" que Pilar Garrido está muerta.

La hermana de Pilar Garrido, Raquel, dio el viernes una rueda de prensa y afirmó que dirá que los restos son de ella "cuando los vea" y hasta entonces no va a "derrumbarse". Exigió a la Policía mexicana radiografías dentales "para saber con certeza si es su hermana y poder "enterrarla y llorarla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios