"Estaba feliz con la misión"

  • Los fallecidos llevaban apenas dos semanas en el país asiático

Comentarios 1

Rubén Alonso Ríos, uno de los dos militares fallecidos ayer en el atentado en Afganistán, casado y con dos hijos pequeños, vecino de Vigo, había acudido como voluntario y se trataba de su primera misión internacional, con la que "estaba como loco" por haber podido participar.

La esposa de Rubén Alonso, María del Mar, informó a Efe desde su domicilio en Vigo que su esposo, que ingresó en el Ejército hace 9 años, se encontraba en Afganistán desde el pasado 26 de octubre. "Estaba feliz" de poder acudir a la misión, dijo la esposa del cabo fallecido. Rubén Alonso, indicó, "estaba como loco" por poder participar en su primera misión internacional, a la que acudió con otros 50 compañeros de la Brilat de Pontevedra.

Afganistán era también el primer destino internacional del otro soldado fallecido, el brigada Juan Andrés Suárez García, en un atentado suicida que ha confirmado los "peores augurios" de su madre, Marisol, que se encontraba "muy afectada" desde que su hijo fue destinado a ese país el pasado 26 de octubre, como el otro fallecido. Fuentes del entorno familiar de Juan Andrés Suárez García, de 41 años, aseguraron que la madre se encuentra muy afectada por los hechos y que, desde que su hijo se fue a Afganistán tenía "mucho miedo" de lo que le pudiese pasar.

La familia del soldado asturiano pidió "respeto al dolor". A través de los compañeros de una hermana del fallecido, Miriam Suárez, periodista del diario La Nueva España, mostró su deseo de mantener la "máxima intimidad" en unos momentos "tan duros y dramáticos como los que están viviendo, en los que se encuentran absolutamente desbordados por lo ocurrido". Según informaron a Europa Press, Juan Andrés Suárez García nació en Mieres en 1967, aunque con tan sólo cinco años se trasladó a vivir a Gijón, concretamente al barrio de Nuevo Gijón. Cursó sus estudios en el Colegio Pumarín Alto y a los 16 años ingresó en el Ejército y se fue a la Academia de Calatayud.

Las mismas fuentes señalaron que este militar siguió su formación en Lérida, y que estuvo destinado en Valencia, San Sebastián y, donde más tiempo, en El Ferrol. También estuvo en Tenerife y Pontevedra, donde tenía su último destino, en la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat), con sede en Figueirido (Pontevedra). La Asociación Gallega de Defensa del Soldado mostró su "sentido pesar" y subrayó que la Brilat es la que en los últimos años "sufre la desgracia de tener más bajas por accidentes o ataques terroristas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios