Los indignados llevan su protesta a la CEOE y a Trabajo

  • Unos 40 manifestantes han entrado en la sede de la patronal al grito de "manos arriba, esto es un contrato". Otro medio centenar de personas han protestado frente al Ministerio contra la reforma de la negociación colectiva.

Comentarios 13

Cerca de 40 jóvenes, vinculados al movimiento 15-M, entraron este viernes en la sede de la CEOE gritando "manos arriba, esto es un contrato" para protestar contra las condiciones que la patronal defiende para la reforma de la negociación colectiva.

Según fuentes de la CEOE, los jóvenes no pasaron de la recepción del edificio y se manifestaron de forma pacífica en todo momento, sin que haya habido altercado alguno.

Antes de marcharse, los jóvenes leyeron un manifiesto en el que criticaban el intento de los empresarios de fijar condiciones laborales abusivas, al pretender acabar con la prórroga automática de los convenios (ultraactividad) o alargar el contrato de prácticas.

Previamente, los manifestantes representaron una sátira en la que supuestos capataces ofrecían jóvenes maniatados y amordazados a un personaje enmascarado y con levita, al que llamaban "Don Dinero", al tiempo que le invitaban a contratarles como becarios por un periodo de veinte años y le aseguraban que los aspirantes estaban dispuestos incluso a pagar por trabajar.

"Vamos", decía el personaje "Don Dinero", "negociemos colectivamente el precio de estos esclavos".

Los manifestantes aclararon que la acción llevada a cabo era a título individual a pesar de sentirse vinculados al movimiento 15-M.

Por otra parte, medio centenar de personas se han congregado "a título individual" frente al Ministerio de Trabajo e Inmigración para protestar contra la reforma de la negociacióncolectiva al considerar que ésta supone una "vergonzosa voluntad de recortar los derechos de las personas de este país".

Durante aproximadamente una hora, los alrededor de 50 manifestantes que han participado en esta concentración convocada por la Comisión de Acción de la Acampada de la Puerta del Sol a través de su página web, han gritado consignas  como "Esta reforma la vamos a parar" o "Hace falta ya una huelga general" e incluso han animado a los trabajadores del Ministerio a unirse a su protesta al grito de "No nos mires, únete".

La concentración ha comenzado con la lectura de un manifiesto por parte de uno de los indignados mediante el que han querido expresar su opinión sobre lo que para ellos va a significar "a partir de ahora" la negociación colectiva: "la compra-venta de esclavos por parte de esclavistas varios". 

"La Patronal, CCOO, UGT, las ETTs, los Servicios Públicos de Empleo, el Gobierno y la oposición y los banqueros" son, según dicho manifiesto, los "esclavistas" que decidirán sobre el futuro de los trabajadores sin que estos "puedan decir nada por miedo al esclavista mayor: Don Dinero".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios