Dos de los militares heridos reciben el alta y los otros dos evolucionan favorablemente

Dos de los militares, el capitán Enrique José Dopico Rodríguez y del cabo Alberto Cao Pérez, que resultaron heridos el domingo en el ataque suicida contra un convoy español en Afganistán fueron dados de alta en el Complejo Hospitalario de Pontevedra, según informó el Ministerio de Defensa en un comunicado. Además, el sargento primero Gonzalo Miguélez Diéguez fue operado en la tarde de ayer de la fractura que presentaba en el quinto dedo de la mano izquierda y evoluciona favorablemente, aunque no estaba previsto todavía que recibiera el alta. 

Además, la ministra de Defensa, Carme Chacón, señaló que el cabo primero José Antonio Cures García, ingresado en el hospital Role III de Bagram, tiene una evolución favorable y se esperaba que pudiera ser trasladado por la noche a la Base de Ramstein (Alemania), donde estará bajo la supervisión de un comandante médico español.

Por otro lado, la ministra de Defensa en su comparecencia para defender los presupuestos destinados a Defensa, destacó el "valor y heroísmo" de los dos últimos militares fallecidos en Herat, el cabo Rubén Alonso Ríos y el brigada Juan Andrés Suárez. Añadió que ambos fueron reconocidos con la máxima condecoración militar posible, la cruz con distintivo rojo y, en lo político, con el "consenso y unidad" de los partidos políticos en "aliento y apoyo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios