15-M

Una carga policial contra los 'indignados' acaba con al menos 18 heridos y 5 detenidos en Valencia

  • La Policía Nacional afirma que respondieron a ataques previos, hecho que niegan los manifestantes. El Gobierno valenciano culpa a "elementos radicales y 'antisistema" como instigadores de los incidentes.

Comentarios 133

Al menos dieciocho personas han resultado heridas, ocho de ellos policías, y otras cinco vinculadas con el movimiento 15-M han sido detenidas como consecuencia de los incidentes registrados en las inmediaciones de las Cortes Valencianas. 

Estos altercados violentos han tenido lugar coincidiendo con la sesión constitutiva de la octava legislatura del Parlamento Valenciano y en una jornada en la que los indignados de algunas ciudades, como Vitoria, han dado por concluida la acampada, aunque han anunciado que continuarán las protestas. 

La carga policial de Valencia se ha registrado después de que un agente se acercara al lugar en el que se encontraban los indignados, en las inmediaciones de las Cortes, para denunciar a una mujer que le había insultado y algunos de los presentes tratara de impedirlo. 

Este hecho ha dado lugar a una intervención policial en el que algunos de los activistas han sido golpeados y reducidos por los agentes, que también han recibido puñetazos y sufrido el lanzamiento de objetos por parte de los manifestantes. La Delegación del Gobierno en la Comunitat ha apuntado a "elementos radicales y antisistema" como principales instigadores de los incidentes y en un comunicado de esta tarde ha señalado que "en ningún momento" se ha producido carga policial alguna. 

Así, aclara que se ha tratado de "una respuesta puntual de los agentes para repeler la agresión previa por parte de un grupo de antisistema que ha arrojado objetos contundentes a los policías". Como consecuencia de los incidentes, diez de los seguidores del movimiento 15-M, según ha asegurado a Efe un portavoz, han resultado heridos de diversa consideración, entre ellos una mujer de 55 años que ha sido trasladada al Hospital Clínico con contusiones en la cara y en la cabeza. 

Entre los policías, también ha habido ocho heridos leves, uno de ellos por el impacto de unas tijeras en la cara, según ha asegurado el subdelegado del Gobierno en Valencia, Luis Felipe Martínez, quien ha informado de la detención de cuatro jóvenes durante esta intervención. 

Antes de este incidente se registró otro a primera hora de la mañana en el mismo lugar, que concluyó con la detención de una mujer que formaba parte del grupo de indignados que desde anoche se concentraron ante la sede de Les Corts Valencianes. 

La mujer fue arrestada por no moverse de su sitio cuando los agentes han abierto un pasillo para que los funcionarios y diputados pudieran acceder al parlamento. 

En Madrid, epicentro de la protesta, los indignados se han solidarizado con sus compañeros de Valencia y han vuelto al Congreso de los Diputados para pedir la liberación de los detenidos y que se retiren los cargos que se les imputan. 

En Vitoria, aunque los indignados han acordado levantar la acampada, han decidido continuar las protestas y han convocado para el sábado una "concentración de paraguas" a las 13:00 horas ante el Ayuntamiento, poco antes del acto de investidura del nuevo alcalde, para exigir a los políticos "que cumplan con su obligación con los ciudadanos". 

Por su parte, el movimiento 15-M de Málaga ha decidido que dejará de pernoctar en la Plaza de la Constitución el 20 de junio, después de que se celebre la manifestación convocada para el día 19 siempre y cuando las condiciones sean favorables, según un comunicado de la organización. 

El colectivo ha resuelto crear una comisión de Hoja de Ruta que establezca la metodología y las formas de trabajo en la plaza, una vez que se deje de dormir en ella, y la realización de un simulacro de las actividades y reuniones en dicho lugar cuando no haya acampada permanente. 

Los indignados niegan haber agredido a la Policía

La organización de Acampada Valencia ha desmentido que integrantes del Movimiento 15-M hayan agredido a agentes del Cuerpo Nacional de Policía durante los incidentes En un comunicado, el movimiento que lidera la acampada de indignados en la plaza del Ayuntamiento de Valencia ha manifestado su "total desprecio" a las medidas tomadas por la Policía, que se ha saldado con dieciocho heridos, ocho de ellos agentes, y cinco detenidos entre el grupo de seguidores de Acampada Valencia. Según han denunciado, los agentes han vulnerado su derecho a la libre circulación por vías públicas, en concreto en todas las calles que rodean el Palau de Les Corts. 

También han asegurado que los policías "han discriminado a los manifestantes por razones de ideología y vestimenta" pues decidían, "arbitrariamente" a su juicio, quién podía cruzar el cordón policial. Del mismo modo, sostienen que han vulnerado su derecho a la libertad de expresión al "limitar las palabras de los manifestantes, increpar a los que expresaban su desprecio al corrupto sistema político actual e incluso llegar al uso de violencia explícita e indiscriminada". 

"Queremos mostrar nuestro más radical desacuerdo con las falsedades que se emiten desde el Cuerpo Nacional de Policía, que ha declarado una decena de policías heridos, incluyendo uno con cortes de tijeras en la cara", han añadido. 

Asimismo, han asegurado que los concentrados se han mostrado "totalmente pacíficos" y que "en ningún momento" han empuñado ningún objeto "que tenga la más remota similitud con un arma, ni que pueda usarse para inferir físicamente ante los agentes de seguridad". "Nuestro movimiento sigue siendo explícita y tajantemente pacífico, rechazamos absolutamente todo tipo de violencia y negamos que haya habido ninguna agresión de cualquier tipo de cara a los agentes", han reiterado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios