Los radicales de la CUP dicen que el Rey "financia" el yihadismo

  • Los anticapitalistas ponen en duda ir a la marcha contra el terrorismo si Felipe VI acude, porque "no es bienvenido en Barcelona"

Comentarios 6

Los atentados de Barcelona y Cambrils han abierto en canal a España, pero la consternación y el pesar no han minado la unión de todas las fuerzas políticas para reprobar el ataque salvaje de los yihadistas en Cataluña. La CUP ha sido la excepción que confirma la regla. Los anticapitalistas ocuparon el foco ayer después de acusar directamente al Rey de "financiar" a los autores de la matanza.

Por ello, la CUP se plantea no acudir a la manifestación contra el terrorismo el próximo sábado en Barcelona si la encabeza Felipe VI o el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En una entrevista en Catalunya Ràdio, la diputada en el Parlament Mireia Boya explicó que le hubiera gustado que esta marcha hubiera sido convocada por la sociedad civil, por la ciudadanía, y subrayó que no quiere que se produzca una imagen como la del pasado viernes, cuando los Reyes, Rajoy y otras autoridades españolas y catalanas encabezaron el minuto de silencio en la Plaza de Cataluña en homenaje a las víctimas de los atentados de las Ramblas y Cambrils.

Podemos, PNV y PDeCAT estarán como observadores hoy en el pacto antiyihadista

"El Rey no es bienvenido para nosotros", declaró la diputada de la CUP, tanto porque esta formación es republicana como por "las relaciones de amistad y económicas" que, en su opinión, mantienen la Monarquía española y las del Golfo Pérsico, como la qatarí o la de los Emiratos Árabes, "que son las que están financiando" el terrorismo". "Estas monarquías están financiando y dando armas al Daesh, que son los culpables de lo que sucedió el jueves en Barcelona", remarcó.

La CUP considera "una hipocresía enorme" que el rey Felipe VI "venga a pasearse" a Barcelona como muestra de apoyo tras los atentados, cuando, según dijo, está "contribuyendo a financiar el terrorismo de cariz islámico". "Me gustaría que esta gente no encabezara esta manifestación", apostilló Boya, que rechazó que en la próxima movilización de Barcelona vuelva a reproducirse "una imagen de imperialismo y de capitalismo económico que está contribuyendo a financiar justamente a los autores del atentado del jueves".

El objetivo de la crítica de la CUP no es únicamente don Felipe. "No sólo el Rey", dijo Boya, "sino toda una serie de oligarquías del Estado español, tienen negocios en países que contribuyen de forma muy clara al fanatismo religioso cada vez más presente en la sociedad". La parlamentaria radical añadió que acudirá a la manifestación si la encabezaran "taxistas, enfermeros, médicos, los servicios de emergencia o los Mossos".

Boya, por otro lado, afirmó que tras los atentados yihadistas se ha evidenciado que Cataluña "ha actuado como estado, independientemente del español, que ha tenido un papel muy secundario, a remolque del Govern".

Por otra parte, el Pacto Antiyihadista que sellaron los grupos parlamentarios de PP y PSOE en 2015 se reunirá hoy convocado por el Gobierno a raíz de los atentados. Durante el encuentro, el Ejecutivo informará a los distintos grupos de los avances en la investigación y de las razones por las que ha decidido mantener el nivel 4 de alerta.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, convoca a una reunión de urgencia a los miembros de la comisión de seguimiento contra el terrorismo yihadista. Podemos anunció que acudirá en calidad de observador, como en reuniones anteriores, mientras que PNV y PDeCAT, que no han ido nunca, confirmaron su presencia. Asimismo, Esquerra Republicana de Catalunya ha también comunicó que estará en la reunión como observador.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios