Los rebeldes sirios piden armas en Madrid a la comunidad internacional

  • García-Margallo promete al presidente del Consejo Nacional Sirio colaboración contra Al Asad

El presidente del Consejo Nacional Sirio (CNS), Abdul Baset Seida, reclamó ayer a la comunidad internacional que arme a los rebeldes al régimen de Bashar al Asad para que puedan defender a la población civil, tras reunirse en Madrid con el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

En una rueda de prensa conjunta, García-Margallo recalcó que España desplegará todos los esfuerzos para lograr la caída del régimen de Al Asad -"no puede seguir ni un minuto más, aunque sólo sea por razones humanitarias", indicó-, aunque advirtió que no puede traducirse en un vacío de poder que pudiese ser utilizado por facciones violentas o extremistas.

El presidente del Consejo Nacional Sirio explicó que el régimen de Al Asad emplea "todo tipo de armas" contra la población siria y reclamó una intervención de la comunidad internacional. "Lo vamos a decir claramente: estamos solicitando una intervención militar para la protección de los civiles sirios que hace año y medio que están siendo asesinados".

Insistió en que la comunidad internacional tiene que proveer a los sirios "de todos los medios que les permitan defenderse" y, en ese contexto, mencionó las armas "que permitan la defensa contra la artillería, los blindados y los aviones que están matando a los sirios a todas horas".

El presidente del Consejo Nacional Sirio recordó que en su país hay más de tres millones de desplazados y un cuarto de millón de refugiados, que se han producido más de 30.000 muertos, y que hay más de cien mil personas detenidas, además de decenas de miles de heridos y desaparecidos. Además, instó a la UE a "mirar hacia Rusia" para que cambie su postura pero recalcó que la situación obliga ya a actuar fuera del ámbito del Consejo de Seguridad de la ONU.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios