"Las relaciones personales no influirán en la negociación"

  • El ex vicepresidente con Aznar se dispone a comenzar los contactos oficiales con el PP después de que los socialistas renunciaran ayer a presentar a su candidato

El líder del Foro Asturias, Francisco Álvarez Cascos, asegura que su partido tiene estructura para asumir el reto de formar gobierno en solitario en el Principado, pero subraya que, si tiene que dialogar para ello con el PP, no influirán las relaciones personales que mantiene con algunos de sus dirigentes.

Los resultados electorales en el Principado, en los que el Foro Asturias ha sido el partido más votado pero no tiene la mayoría suficiente para gobernar sin apoyos, abocan a negociaciones con el PP y más después de que los socialistas renunciaran ayer a presentar a su cabeza de lista como aspirante a la presidencia.

Pese a ello, Álvarez-Cascos señala que si fue capaz de presentar 70 candidaturas municipales, además de las autonómicas, y de que en ellas se integraran personas de prestigio en la sociedad, no tendría problemas para asumir el reto de formar un Gobierno sin apoyos.

No obstante, precisa que hoy no está preparando la hipotética composición de ese Gobierno porque aún es prematuro hacerlo, y, ante el hecho de que el PP sea la opción preferente para un acuerdo, recalca que Foro Asturias se propone hablar con todos.

"Esperemos la respuesta de los demás para decidir la mejor fórmula entre las que resultan posibles", señala en una contestación que repite ante la pregunta de si pretende conseguir del PP sólo el respaldo a su investidura o aceptaría un Gobierno de coalición si así lo exige el partido de Rajoy.

Para Álvarez Cascos, el objetivo es lograr un Gobierno estable que responda a los intereses de los asturianos para que el cambio llegue al Principado.

Niega que su relación personal con dirigentes del PP en la región, como Ovidio Sánchez, Gabino de Lorenzo o Isabel Pérez Espinosa, pueda afectar a las conversaciones para formar Gobierno.

"Las relaciones personales -afirma- influyen en la vida privada, pero no en la actividad pública, por lo que serán los órganos de Foro Asturias, y no una persona en concreto, los que orienten el diálogo y decidan lo que más convenga a Asturias".

Ante la hipótesis de que fuera necesario negociar con la dirección nacional del PP debido a que se estancara el diálogo en Asturias, recalca que no ve ninguna necesidad de salir de la región para decidir el futuro del Gobierno del Principado.

"Otra cosa distinta -matiza- es aceptar, como no podría ser de otra manera, a los interlocutores que nombren los demás, vengan de donde vengan".

Anulada la posibilidad de que su fuerza política pueda pactar con otro partido que no sea el PP, Álvarez Cascos asegura que él estaba convencido del buen resultado que podía tener en las elecciones del 22 de mayo y que no puede hablarse de sorpresa.

Si consigue el Gobierno, avanza que su primera medida "será poner en marcha un plan para erradicar la corrupción con medidas para favorecer la transparencia en la contratación pública".

A ello seguiría un pacto de desarrollo económico y de fomento del empleo para recuperar el crecimiento y luchar contra el paro, con medidas de carácter social como la implantación del "salario joven".

Asimismo, prevé aprobar un plan de convergencia y de cohesión territorial en favor de la Asturias rural marginada.

Álvarez Cascos también tiene planes para su relación con el Gobierno central, ya que prevé que su primera reclamación sea la conclusión de infraestructuras paralizadas como las autovías en Oriente y Occidente y la variante ferroviaria de la alta velocidad de Pajares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios