"Estoy segura de que en Sevilla se reorientará el programa del A400M"

  • Chacón recuerda que el contrato actual del avión militar de Airbus no prevé que ninguna nación lo pueda abandonar de forma unilateral · "Alcanzaremos un consenso para asegurar su futuro"

Comentarios 2

-El sector aeronáutico sevillano se consolidará definitivamente con la línea de montaje final del avión de transporte militar A400M, pero el proyecto acumula tres años de retraso. ¿Espera que acabe de despegar en la reunión de Ministros de Defensa que se celebrará este próximo lunes en Sevilla?

-El objetivo de la reunión del lunes en Sevilla es alcanzar una posición consensuada para reorientar el Programa A400M. Queremos que esta reunión suponga un impulso fundamental para el futuro de un Programa que es necesario para nuestras Fuerzas Armadas y para el desarrollo del sector aeronáutico europeo.

-¿Asistirán los ministros de Defensa de los siete países a la cumbre en Sevilla?

-A pesar de las dificultades de agenda, está previsto que asistan los siete países que participan en el programa y que en 2003 firmaron un acuerdo con Airbus Military. Estos siete países son Alemania, Francia, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo, Turquía y, por supuesto, España.

-¿Habrá países que se descuelguen del programa, Reino Unido ha mostrado su malestar, o confía en que todos den luz verde a la prórroga de seis meses apoyada por Francia y Alemania?

-Las decisiones relacionadas con el Programa A400M se toman de forma consensuada y unánime. Dicho esto, el contrato actual no prevé que una nación pueda abandonar el Programa A400M de forma unilateral. Todos los países participantes quieren reorientar el Programa para asegurar su futuro. Estoy segura de que vamos a alcanzar este equilibrio y también es obvio que cada una de ellas busca defender sus propios intereses.

-¿España pedirá indemnizaciones a EADS por los retrasos acumulados por el avión militar o exigirá otro tipo de contraprestaciones? ¿En qué punto se encuentra la renegociación del contrato? ¿Cuáles son los puntos más difíciles de solventar?

-De acuerdo con el contrato firmado con Airbus Military, las naciones del Programa A400M mantienen unos derechos de salvaguarda de sus intereses que continúan vigentes. En este momento, el contrato original mantiene su validez y se reorientará para adaptarse al marco que acordemos entre todos los países. La mayor dificultad a la que nos enfrentamos es acomodar los retrasos acumulados con unos calendarios de producción, de entregas y financieros que satisfagan las necesidades y expectativas de cada país.

-El presidente de EADS comentó la semana pasada que "en las próximas semanas" se cerrarán las conversaciones con España en cuanto al papel que jugará en el consorcio aeronáutico después de su reorganización, ¿España en qué está dispuesta a ceder y en qué no? ¿Se perderá peso relativo tras la integración de MTAD en Airbus (empleo, tecnología, factorías...)?

-EADS representa la gran apuesta europea por consolidar la industria aeronáutica, espacial y de defensa en nuestro continente. España creyó desde el inicio en el proyecto y ha participado muy activamente en el consorcio. Además de ser socios fundadores, junto con Francia y Alemania, hemos sido un importante cliente de EADS. El Ministerio de Defensa tiene un gran número de programas en los que EADS es el contratista principal, como Eurofighter, A400M, Combatiente del Futuro, Advanced UAV y el satélite radárico PAZ. España siempre ha apoyado la reestructuración de EADS, porque creemos que hay que racionalizar su organización. Pero esto sólo puede hacerse si se respetan los acuerdos pactados y nuestros intereses como socios del consorcio. Por tanto, se va a mantener el peso de nuestro país en el seno del consorcio.

-¿España incrementará su capital en EADS, eterna demanda de los sindicatos?

-En este momento esa cuestión no está encima de la mesa. España está firmemente comprometida -y el consorcio lo sabe- en impulsar el programa de transporte militar A-400M, el Eurofighter y el Advanced UAV. Nuestro objetivo es incrementar la capacidad tecnológica que se confía a España y las cargas de trabajo -y por tanto el número de empleos-, para posicionarnos a la vanguardia en lo que se refiere a los desarrollos aeronáuticos.

-El alcalde de Sevilla ha planteado la creación de una Feria Mundial de Misiones Humanitarias con sede en Sevilla. ¿Cómo lo ve?

-Toda iniciativa que tenga como objetivo el dar a conocer las misiones internacionales que realizan nuestras Fuerzas Armadas nos parece positiva.

-¿Qué es lo que le llena más de orgullo de la labor que está desarrollando como ministra de Defensa?

-La certeza de que cada día son más los españoles que son conscientes de la gran labor que realizan nuestros militares por nuestra seguridad y por preservar la paz y la estabilidad en muchas partes del mundo. Mi día más feliz desde que estoy al frente del Ministerio fue en diciembre pasado, cuando un estudio del CIS reveló que las Fuerzas Armadas son la institución en la que más confían los españoles.

-¿Cada vez se incorporan más mujeres a las Fuerzas Armadas?

-Hace poco más de 20 años que se permitió a las mujeres acceder a las Fuerzas Armadas en España. Y si bien está incorporación se produjo tarde, también ha sido un proceso que se ha llevado a cabo con mucha rapidez. Fíjese que, a día de hoy, España es, después de Francia, el país de la Unión Europea con mayor presencia de mujeres en sus Fuerzas Armadas. Actualmente, hay 16.000 mujeres en las Fuerzas Armadas españolas, lo que supone algo más del 12% del total de efectivos. Hoy las mujeres tienen las mismas oportunidades y pueden acceder a los mismos Cuerpos, escalas y destinos que los hombres. Por ejemplo, junto con Noruega, España es el único país de la Unión Europea que permite que las mujeres tengan acceso a todos los destinos.

-¿Qué destacaría de la aportación de las mujeres al Ejército?

-Las mujeres somos el 50% de la sociedad, es decir, aportamos la mitad del talento, de la capacidad. Ninguna organización ni empresa puede prescindir, razonablemente, de esa mitad. De hecho, la Resolución 1325 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas sobre Mujeres, Paz y Seguridad reconoce el importante papel que desempeñan las mujeres en los Ejércitos en la prevención y solución de conflictos y en la consolidación de la paz en el mundo. En este sentido, el 9% de nuestros efectivos en misiones en el exterior son mujeres, lo que también nos sitúa muy por delante de la mayoría de los países de la Unión Europea.

-¿Cuándo habrá una mujer entre los generales españoles?

-Los militares deben hacer un recorrido profesional y formativo para ascender a puestos de mayor responsabilidad. Los empleos superiores de la carrera militar no se consiguen sólo por antigüedad, sino también por mérito y capacidad. Hoy las mujeres militares están ocupando los empleos militares en igualdad de rango y capacidad que sus compañeros varones de promoción. Por ahora, el máximo empleo alcanzado es el de comandante/capitán de corbeta y es previsible que en un año pueda ascender la primera mujer a teniente coronel. No es fácil precisar una fecha en la que podamos contar con la primera mujer general. Estamos cada vez más cerca, pero es cierto que todavía quedan algunos años.

-El de Defensa parece uno de los ministerios más salvaguardados del fuego cruzado de la guerra bipartidista. ¿Es realmente así?

-La Defensa es un pilar del Estado. Por eso, una de mis prioridades al frente del Ministerio es lograr el mayor consenso político posible. Cuando nuestros militares están arriesgando su vida por nuestra seguridad, tienen que sentir que cuentan con el respaldo de la inmensa mayoría de los españoles. Por eso es tan importante que los representantes de los ciudadanos trabajemos para lograr el consenso y la unidad sobre la misión de nuestros militares. Deben sentirse apoyados por todos nosotros.

-¿Está bien nutrido de efectivos el Ejército profesional?

-El modelo establecido desde 2005 con la Ley de Tropa y Marinería, las mejoras salariales y la firma de compromisos de larga duración, así como la propia Ley de la Carrera Militar, han hecho posible que hoy dispongamos de 14.000 efectivos más que hace cinco años. Hoy disponemos de 84.000 efectivos y lograremos acabar el año con 86.000, el tope previsto por la ley.

-¿La crisis está empujando a más jóvenes a filas?

-El aumento en la demanda de reclutamiento es anterior a la crisis. Está claro que hoy las Fuerzas Armadas ofrecen una carrera profesional atractiva y de larga duración. A día de hoy, tenemos más de cinco candidatos por plaza, lo que nos permite seleccionar los mejores perfiles para cada puesto, con lo que no sólo estamos mejorando la cantidad sino también la calidad de nuestros Ejércitos. Todo esto es posible gracias a que las Fuerzas Armadas ofrecen una carrera profesional atractiva y de larga duración.

-Durante la pasada Pascua Militar algunos prestaron más atención a su maquillaje, peinado y atuendo (reemplazó el preceptivo vestido de gala por un esmoquin con blusa) que a su discurso ante el Rey. ¿Eso fue un simple problema de protocolo o un destello más de un irreductible machismo?

-Nuestra Pascua Militar tiene 300 años. Este año lo relevante era que una mujer pronunciaba por primera vez el discurso ante el Rey y algunos creyeron que lo importante era la ropa que llevaba la ministra. Es como cuando se señala la Luna y alguien se queda mirando al dedo. Quienes me criticaron son los mismos a quienes no gustó nada que hubiera un Gobierno paritario, que hubiera una mujer como ministra de Defensa y que, además, estuviera embarazada. Son una minoría y, afortunadamente, cada vez son menos los que opinan así.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios