Un juez sevillano, nombrado nuevo secretario de Estado de Justicia

  • Juan Carlos Campo, natural de Osuna, era uno de los candidatos del PSOE para cubrir una de las vacantes en la próxima renovación del Tribunal Constitucional

El Gobierno nombró ayer nuevo secretario de Estado de Justicia al ex vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Juan Carlos Campo, actualmente magistrado de la Audiencia Provincial de Cádiz y que releva a Julio Pérez

Campo, que nació en Osuna (Sevilla) el 17 de octubre de 1961 e ingresó en la carrera judicial en 1987, era uno de los candidatos propuestos por el PSOE en el Senado para cubrir una de las vacantes de magistrado en la próxima renovación del Tribunal Constitucional.

Entre 1997 y 2000 fue director general de Relaciones con la Administración de Justicia de la Junta de Andalucía y entre 2001 y 2008 vocal del CGPJ. Ejerció, entre otros, en el Juzgado de Distrito de Sanlúcar de Barrameda, en el Juzgado de Distrito número 2 de Cádiz y en el Juzgado de lo Penal número 5 de Cádiz, con sede en Jerez de la Frontera, hasta que en 1991 se incorporó a la sección segunda de la Audiencia Provincial de Cádiz.

Entre 2000 y 2003 fue miembro de la sub-red judicial europea y ha sido vocal encargado de las Cumbres de Cortes Supremas y Tribunales Supremos de Justicia de Iberoamérica y representante de la secretaría permanente de Encuentros Iberoamericanos de Consejos de la Judicatura.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, trasmitió ayer la bienvenida del Consejo de Ministros al nuevo titular de Justicia, Francisco Caamaño, que llega al departamento con el objetivo de dar un "impulso" al diálogo y las reformas para modernizar la Justicia. Así lo indicó De la Vega en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la primera a la que asistía Caamaño tras su nombramiento el pasado martes .

La vicepresidenta también trasladó el agradecimiento del Gobierno al ex ministro Mariano Fernández Bermejo, de quien dijo que ha sido "un ministro entregado de lleno a la tarea de modernizar la Administración de Justicia y al objetivo de mejorar el servicio que se presta a los ciudadanos".

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran (UDC), opinó ayer que la dimisión de Bermejo y su sustitución por Caamaño no beneficia al Partido Popular.

En su carta web a los militantes de UDC, Duran apuntó que una dimisión "siempre transmite una cierta ejemplaridad", independientemente de que haya sido voluntaria o forzada por el presidente del Gobierno. "Lo cierto es que ha habido quien ha asumido responsabilidades", subrayó.

Además, remarcó que el PP se encuentra en medio de la "tormenta" del sumario instruido por Baltasar Garzón, y los socialistas "ya se encargan de contraponer las dos actitudes".

De todas maneras, Duran explicó que le hubiera gustado más que la dimisión de Bermejo se relacionara con su gestión al frente del Ministerio, que no como "causa-efecto" de la polémica cacería con Garzón.

En cuanto al nuevo ministro, señaló que su designación también beneficia al PSOE, especialmente a los socialistas gallegos. De Caamaño, destacó su "tono dialogante y abierto" durante las difícilers negociaciones de la reforma del Estatuto catalán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios