Los 'barones' socialistas discrepan sobre el papel del PSOE si Rajoy fracasa

  • Pedro Sánchez recibe a los principales líderes del partido y todos coinciden en darle un 'no' al candidato del PP.

Comentarios 6

Pedro Sánchez ha seguido escuchando la misma palabra de manera unánime: No a una investidura de Rajoy. Desde el martes, que inició su ronda de contactos hasta el día previo al comité Federal, se está reuniendo con todos los responsables autonómicos socialistas y no hay discrepancias en cuanto a la negativa a Rajoy. La jornada del viernes, con más de nueve barones en la agenda, ha sido intensa pero sin sorpresas. 

Los matices entre los dirigentes socialistas aparecen sobre el papel que deben jugar los socialistas si Rajoy no consigue mayoría suficiente para ser investido presidente. Si la vieja escuela, Felipe González y Alfonso Guerra, ya han opinado que el PSOE no debería impedir un Gobierno de los populares, los nuevos responsables "respetan" pero no apoyan tal idea. 

Entre los propios barones socialistas se están enredando en calificaciones casi personales sobre si el PSOE debiera o no dar un paso al frente e intentar Gobierno si fracasa Rajoy. El no a la investidura es unánime pero no lo es tanto la iniciativa que deben tomar en caso de que Rajoy no consiga los apoyos necesarios. Responsables socialistas como Iceta y Armengol o González Tovar ya se han manifestado a favor de que el PSOE intente formar Gobierno si Rajoy no lo consigue. 

En los encuentros de Sánchez antes del Comité Federal, el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha defendido que los socialistas no pueden facilitar "nunca" un gobierno del PP, porque sería un "suicidio". A su juicio, del Comité Federal de este sábado saldrá el rechazo a la investidura de Mariano Rajoy, aunque ha admitido que existen "matices" entre las posturas de los dirigentes territoriales del partido. 

Por su parte, el secretario general del PSOE de Murcia, Rafael González Tovar, ha defendido también que el 'no' a la investidura del líder del PP, Mariano Rajoy, debe ser "definitivo" y ha apuntado que, si fracasa, todas las fuerzas políticas de la oposición, y no sólo el PSOE, deberían buscar soluciones para evitar unos nuevos comicios. Considera además que unas terceras elecciones serían un fracaso de Rajoy y que si fracasa a la hora de conseguir los apoyos necesarios habría que replantearse posturas, en alusión a la propuesta del líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, de buscar una alternativa de Gobierno frente a la de los populares. 

Tras reunirse con Sánchez, Pilar Cancela ha señalado que el PSOE de Galicia cree que el partido no debe apoyar "ni por activa ni por pasiva" la investidura de Rajoy ni de nadie del PP, aunque no ha aclarado qué papel debiera tener Pedro Sánchez en el caso del que Rajoy fracase. Por su parte, la líder de los socialistas melillenses, Gloria Rojas, quien se reunirá el sábado con el secretario general del PSOE, ya ha adelantado que pedirá que vote "no" a la investidura del presidente del PP. "El PSOE no puede ser cómplice del daño y sufrimiento causado por las políticas del Gobierno de Rajoy", ha afirmado. 

El presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha defendido este viernes que el PSOE va a dar "un no claro" al PP y ha explicado que ha visto a Sánchez "tranquilo" a pesar del "acoso" al que cree que les está sometiendo el PP y ha defendido que los socialistas tienen "muy claro" que tienen que rechazar la investidura de Rajoy para ser "coherentes". 

Por su parte, Guillermo Fernández Vara, presidente extremeño, considera necesario la formación de un Gobierno lo antes posible pero insiste en que la "responsabilidad" de conformarlo está en el PP. Ha recalcado que los socialistas sólo acudirán a ayudarle a "resolver problemas" cuando el presidente "sea activo y no dilatante". 

Pero ha cargado contra el presidente por su actitud ya que "en 48 horas" podía haber cerrado un acuerdo con Ciudadanos, CC y PNV para llegar a los 170 diputados. Sorprendido de que haya más periodistas en la sede socialista, que en la de la calle Génova, ha afirmado que el PSOE debe estar en la oposición de manera "útil y responsable" y ha calificado como "nefasto" para el país que existan unas terceras elecciones. 

La última en asistir a Ferraz ha sido la andaluza Susana Díaz, quien a la entrada a la sede socialista, poco antes de las ocho de la tarde, ha anunciado a los periodistas que no iba a realizar declaraciones sobre su reunión con Sánchez. 

La presidenta de Andalucía viene defendiendo que el PSOE tiene que estar en la oposición y que el PP no puede contar con su apoyo para formar gobierno. Además, ha rechazado la posibilidad de que el PSOE pueda liderar una alternativa, ya que si no logró hacerlo con 90 diputados, "menos con 85". 

En el que será el séptimo comité federal del PSOE en los últimos seis meses, Sánchez hará también un análisis del resultado de las elecciones y denunciará que el PSOE ha sufrido la pinza del PP y de Podemos, que "con sus estrategias han buscado mermar las opciones electorales del PSOE, del mismo modo que Aznar y Anguita lo intentaron, fracasando, en los años 90"  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios