Los etarras utilizan con cierta frecuencia bicicletas para atravesar la frontera

  • La Policía francesa prolonga la detención de los terroristas capturados el miércoles

Las autoridades francesas prolongaron ayer la detención de los dos presuntos miembros de ETA Ugaitz Astiz Aragona y Mikel Olza Puñal, arrestados el miércoles cuando circulaban en bicicleta y armados por una carretera de Tarascon-sur-Ariège, cerca de la frontera con Andorra.

La detención podría prolongarse como máximo hasta el domingo por la mañana, cuando se cumplen cuatro días desde su arresto, según informaron a Efe fuentes judiciales. De momento, añadieron, "no se ha tomado ninguna decisión" sobre su eventual traslado a París.

Fuentes de Interior informaron ayer a este periódico de que aún no está claro que los dos etarras fueran a cruzar la frontera hacia España, aunque sí dejaron constancia de que hay numerosos antecedentes del empleo de bicicletas por parte de comandos terroristas para cruzar la frontera o para sus desplazamientos dentro del territorio nacional para la preparación de atentados.

Así, en marzo de 2006, liberados (a sueldo de la banda) del comando Urederra, del que también formaban parte los dos etarras detenidos el miércoles, ya cruzaban la frontera franco-española en bicicleta. Un año después, en junio de 2007, liberados del comando Larrano cruzan la frontera francoespañola en bicicleta y se desplazan en este mismo medio hasta Santander, donde pretendían establecerse.

Las fuentes también revelaron que durante el pasado año los miembros del comando Elurra, autores del atentado de la T-4 de Barajas, acudieron en bicicleta a varias citas en Francia con su responsable José Antonio Araníbar.

El liberado de ETA Gorka Lupiáñez, detenido en diciembre de 2007, también acudió en bici a sus citas en el país vecino.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios