Un 36% de los vascos está en contra de la independencia y un 23% se muestra a favor

  • El Sociómetro vasco desvela un ligero ascenso de cuatro puntos del independentismo respecto a la encuesta realizada a principios de año.

Comentarios 2

Un 36% de los ciudadanos de Euskadi se muestra contrario a la independencia, frente al 23% que se declara favorable, lo que supone un ligero ascenso de cuatro puntos respecto a la última medición realizada en los dos primeros meses del año cuando se registró "la actitud más contraria" recogida desde 1998, fecha en que se empezó a medir este indicador en el Sociómetro que elabora el Gobierno vasco. 

El Ejecutivo autonómico ha dado a conocer este miércoles los datos de su estudio 'Sociómetro Vasco 61' sobre la actitud de los vascos ante el futuro, la imagen del futuro y los retos que enfrenta Euskadi, elaborado en base a 2.310 entrevistas realizadas entre el 23 de mayo y el 2 de junio. 

El Sociómetro indica que un 26% de los encuestados se considera únicamente vasco, un 18% más vasco que español, un 33%, tanto vasco como español, un 4% más español que vasco, otro 4% únicamente español y un 14% no sabe o no contesta. 

En relación a la independencia, un 23% está de acuerdo, mientras que un 27% estaría o no de acuerdo según las circunstancias y un 36% está en desacuerdo. El Sociómetro señala que se trata de un ligero ascenso de cuatro puntos respecto a la última medición realizada en los dos primeros meses del año cuando se registró "la actitud más contraria" recogida desde 1998 ya que el 19% defendía la independencia y el 38% se mostraba en contra. Un 14% no sabe o no contesta. 

Por otro lado, la ciudadanía vasca aprueba la gestión del Gobierno Vasco --5,5, en una escala de 0 a 10--, mejorando significativamente la valoración de 2010 cuando recibió un 4,5. La valoración global de la gestión del Gobierno de Rajoy en funciones es mucho más negativa y recibe un 2,4. 

El 36% de los encuestados se muestra "nada interesado" en la política, el 34% "poco interesado" y el 22% "bastante interesado". El 7% restante está "muy interesado" y el 1% no contesta. 

El Sociómetro destaca que la valoración de los partidos políticos y de los líderes políticos se ha mantenido estable a lo largo de los cuatro años de la presente legislatura. "La variabilidad en la simpatía de los partidos políticos y en la valoración de los líderes políticos es de unas pocas décimas", subraya. 

En este sentido, preguntados por la simpatía a los partidos, en una escala de 0 a 10 el EAJ-PNV recibe un 4,6; Podemos-Ahal Dugu un 3,7; EH Bildu un 3,4; IU-Ezker Anitza un 3,2; PSE-EE un 3,1; Ciudadanos 2,3; UPyD un 1,7; y PP un 1,4.

Valoración de políticos

Además, ninguno de los candidatos al Congreso en las pasadas elecciones de junio es aprobado por los encuestados. Marian Beitialarrangoitia (EH Bildu) recibe un 4 --en una valoración de 0 a 10-- seguida de Aitor Esteban (PNV) con 3,8; Pablo Iglesias (Podemos) 3,7; Pedro Sánchez (PSOE) con 3; Albert Rivera (Ciudadanos) 2,6; y Mariano Rajoy (PP) con 1,6 . 

Los líderes políticos vascos tampoco reciben un aprobado y es el lehendakari, Iñigo Urkullu (PNV), el más valorado con 4,8, seguido de Andoni Ortuzar (PNV)con un 4,1. Nagua Alba (Podemos) recibe un 3,6,  Arnaldo Otegi (EH Bildu) 3,5; Idoia Mendia (PSE-EE)3,3; Gorka Maneiro (UPyD) 1,8 y Alfonso Alonso (PP) 1,7. 

Los más conocidos por la ciudadanía son Urkullu (94%) y Otegi (87%), seguidos de Ortuzar (59%), Alonso (53%), Mendia (49%) y Maneiro (38%). Nagua Alba es la menos conocida (por un 27% de los encuestados).

Cambio en la política

Un 43% de los encuestados creen que es necesario un cambio "pero no total" en la vida política vasca, mientras que un 37% cree que el cambio debe ser "total". Un 13% no quiere cambio y el 7% no contesta. 

Los datos varían cuando se pregunta por la política española y un 72% cree que se debe llevar a cabo un "cambio total", un 20% cree que el cambio no debe ser total, un 3% no quiere cambio y un 4% no contesta. 

Las instituciones en las que más confía la ciudadanía son por este orden el Gobierno Vasco (un 74% de confianza), Ayuntamientos (73%), Parlamento Vasco (69%), Diputaciones Forales (64%) y las ONG (63%). 

Con respecto a 2014 mejoran significativamente su nivel de confianza el Gobierno Vasco (del 65% a 74%), Ayuntamientos (del 64% al 73%), Parlamento Vasco (del 55% al 69%), Diputaciones Forales (del 53% al 64%), sindicatos (del 28% al 32%) y Tribunales de Justicia (del 26% al 32%).

Situación económica

La percepción positiva de la situación económica vasca continúa la tendencia al alza que se mantiene desde 2013, aunque todavía está lejos de alcanzar los valores anteriores a 2008, previos a la crisis. La percepción positiva de la situación económica era del 20% en 2013 y ha ascendido al 42% en la actualidad. 

La opinión que tienen los vascos sobre la economía de la Comunidad autónoma vasca (42% percepción positiva) es similar a la media de la Unión Europea sobre la economía de sus propios países (40% percepción positiva) y mucho mejor que la de la ciudadanía española sobre su situación (9%). 

La opinión en Euskadi sobre la situación de la economía española es mucho más negativa y solo un 7% de la población vasca cree que la situación de la economía española es buena o muy buena. 

En cuanto a la percepción de la situación política, la ciudadanía vasca se encuentra muy dividida, ya que un 47% cree que es mala o muy mala, mientras un 43% la califica como buena o muy buena. En cuanto a la opinión sobre la situación política española es la más negativa de toda la serie desde el año 2003, un 90% cree que es mala o muy mala.

Problemas de la ciudadanía

Los problemas relacionados con el mercado laboral (un 80% los menciona entre los tres principales problemas) siguen siendo los que más preocupan a la ciudadanía vasca. 

A una distancia considerable, les siguen los problemas económicos (21%), los problemas relacionados con la situación política y el conflicto político (13%) y, en cuarto lugar, lo problemas relacionados con el funcionamiento, la cobertura de los servicios públicos y las ayudas, que se sitúan en el 12%, el porcentaje más alto de la serie. Además, destaca la diferencia entre la población de Euskadi y del Estado al señalar la corrupción y el fraude como principal problema. En la CAPV solo lo menciona un 7% de la población, en el Estado (según datos del CIS) lo hace un 45%. FUTURO DE EUSKADI 

El 67% de los vascos son bastante o muy optimistas respecto al futuro de Euskadi, frente a un 28% que son muy o bastante pesimistas. Sin embargo, un 61% creen que el futuro de la infancia actual será más difícil que la de su propia generación, un 19% que será más fácil y un 15% ni más difícil, ni más fácil. 

Respecto a las oportunidades futuras de la juventud, la percepción mayoritaria es que tendrán menos oportunidades que hoy para conseguir vivienda (48%), para encontrar trabajo (42%) y para elegir una profesión (41%); las mismas oportunidades que las actuales para hacer una carrera universitaria (40%) y las mismas o mayores para viajar (69%). En términos generales, la percepción sobre las oportunidades de futuro es más negativa que hace dos décadas. 

En opinión de la mayoría de la población, en la sociedad vasca están muy o bastante presentes los siguientes valores: trabajadora (95%), democrática (78%) y tolerante (75%). Creen también que la sociedad es muy o bastante igualitaria (57%) e individualista (53%). Son menos quienes la consideran religiosa (24%) y conflictiva (19%). 

La ciudadanía percibe a la sociedad vasca como más democrática y tolerante que en el año 2005 y, notablemente menos religiosa (desciende del 43% al 24%) y conflictiva (de 43% a 19%). 

Los principales retos de futuro para Euskadi serían el desempleo (lo menciona un 64% entre los dos principales), el envejecimiento de la población (34%), las desigualdades sociales (26%) y la falta de crecimiento económico (22%).     

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios