diego martínez. director del festival internacional de música y danza

"Hay música para videojuegos que podría tener cabida en nuestro Festival"

  • La gran cita cultural de la ciudad comienza el próximo 17 de junio con el 90% de las entradas vendidas La noche del 26-J es la única de grandes orquestas para la que quedan localidades

Lo primero que hace Diego Martínez al levantarse es irse al ordenador para comprobar los datos de venta de entradas del Festival de Música y Danza. Con más del 90% del taquillaje vendido, el café del desayuno lleva el azúcar de comprobar que las cuentas, pese a los recortes, consiguen cuadrarse gracias al apoyo de los espectadores. Diego Martínez se hizo cargo de la cita cultural en 2012 y esta edición será la primera en la que no tenga que recibir en la noche inaugural al exalcalde José Torres Hurtado. Dentro de dos semanas acompañará a la entrada del Carlos V a Paco Cuenca, con el que ya ha mantenido una reunión de la que ha sacado la conclusión del compromiso del nuevo gobierno de la ciudad con un evento que este año celebra su 65 aniversario con una vuelta a sus raíces y una apuesta por la danza y las grandes orquestas.

-El Festival está adscrito al Ayuntamiento por la nueva Ley de Régimen Local. ¿Qué ha supuesto el cambio de gobierno y el nombramiento como alcalde de Paco Cuenca?

-El Festival tiene seis administraciones que forman parte del Consorcio y tiene una solidez institucional muy importante. He tenido la oportunidad de reunirme con el alcalde y es evidente que el Ayuntamiento tiene una vinculación muy intensa con el Festival, sobre todo con el FEX, que hace que la cultura tome la ciudad por unos días, y este Ayuntamiento ha mostrado su voluntad para que se desarrolle con éxito. Es un proyecto cultural de dimensiones internacionales y los cambios normales que se producen en una democracia no deben afectar a su desarrollo.

-Pero usted cumple su contrato el próximo año. ¿Ha comenzado a diseñar los futuros festivales más allá de 2017?

-Yo tengo una excedencia en el Archivo Manuel de Falla. Mi contrato acaba con el próximo Festival y lo lógico será que vuelva a mi origen. No sé qué voluntad habrá, ni me lo planteo. Estoy trabajando en que 2016 sea un éxito y en la programación de 2017, nada más. Más allá no hay nada porque espero indicaciones de mi Consejo Rector.

-Este año, además de coincidir con la Eurocopa de fútbol, se solapa la primera semana de la campaña electoral y con las elecciones del 26-J. ¿Cómo afecta esto al desarrollo de la cita?

-Las elecciones nos han incidido de una manera negativa porque el 26 de junio tenemos el Coro y la Orquesta de la RTVE con un programa bellísimo y Amancio Prada cantando a Santa Teresa de Jesús y a San Juan de la Cruz. Entiendo que mucha gente haya decidido no estar en el concierto, es el único concierto sinfónico para el que aún quedan entradas a la venta. Entiendo que es una cita importante para el futuro de nuestro país y asumo que ha marcado los planes para esa noche, pero creo que precisamente es un día más que apropiado para escuchar música al margen de la política. El concierto es las 22:30, lo hemos retrasado media hora, así que da tiempo a acudir sabiendo el resultado de las elecciones. Sí es cierto que ha incidido mucho en la gente que se iba a desplazar y ya tiene que hacer el trámite del voto por correo.

-¿Estaba usted deseando que los partidos llegasen a un acuerdo que evitase la repetición de las elecciones?

-Si lo hubiéramos sabido con antelación habríamos programado otro tipo de concierto para ese día.

-Los 'puristas' habían criticado en ediciones anteriores que el programa sinfónico era demasiado corto. No es el caso de este año, plagado de orquestas de primer nivel...

-Algunos puristas pensaban que desde la dirección artística no se podía hacer un festival de este tipo. Queríamos volver a los orígenes con motivo del 65 aniversario, pero tenemos que tener claro todos que la sociedad va cambiando por días. El público tiene una oferta cada vez más amplia para escuchar los mejores conciertos y las mejores grabaciones, el ritual de asistir a un concierto está cambiando. A excepción de Granada, los datos demuestran que las temporadas de música están teniendo dificultades. Hace poco leíamos que una programación tan prestigiosa como Ibermúsica había perdido mucho dinero y eso nunca había ocurrido. A este ciclo en el Auditorio Nacional de Madrid siempre han acudido las mejores orquestas, los mejores músicos, y si pierde dinero es porque el público ha descendido y tenemos que hacer un serio análisis de por qué no conectamos con el público en la música clásica. Tendremos que pensar que los públicos cambian, que lo que antes se hacía ahora no concita atención y analizar que hay espectáculos como el de La Fura dels Baus que mete a 8.000 personas en la Plaza de Toros y hay conciertos sinfónicos que no funcionan. Algo pasa.

-Las nuevas generaciones tienen las nuevas tecnologías y lo audiovisual 'tatuado' en sus genes. ¿Cómo se imagina el Festival de Música y Danza en 2050?

-El Festival de 2050 tendría que tener su esencia, que es traer lo mejor. La pregunta es, ¿cómo presentamos lo mejor? ¿Cómo se presenta una producción escénica? Todo ha cambiado, el Teatro Real presentaba hace 50 años escenografías de cartón piedra, ahora se utiliza lo más novedoso, recordemos ese toro de 2.500 kilos que se presentó en la última producción del Real, una imagen impactante. Dentro de 50 años tendrá que seguir en la Alhambra, pero no nos podemos olvidar de las nuevas generaciones, que tienen que incorporarse y que están unidas a la cultura de la imagen y las nuevas tecnologías. En los inicios del Festival se daban conciertos de hasta cuatro horas con dos descansos, ese formato ya no se puede hacer. Ahora tenemos que pensar si este modelo actual puede seguir sin modificarse. En los próximos años tenemos que cambiar nuestra forma de presentar nuestos espectáculos.

-El debate hace unos años era incorporar otras músicas como el rock and roll. ¿Esta discusión se ha quedado obsoleta?

-Ese ya no es el problema, si alguien pone en duda que Bobby McFerrin debe estar en el Festival no sabe cómo es el panorama en este mundo. Este año hacemos un guiño a las músicas más actuales. No se trata de traer a Bruce Springsteen al Festival, se trata de cómo presentas a Bruce Springsteen en el Festival. Philip Glass vino el año pasado y está tocando con la Orquesta Nacional, pero cuando vino aquí parecía que estábamos cometiendo un atentado contra la pureza. Philip Glass estrena óperas en el Metropolitan de Nueva York, hablamos de músicos contemporáneos que ya forman parte del panorama intelectual de nuestra generación. La música clásica no puede seguir anclada en Beethoven o Mozart, el siglo XX ha incorporado a otros músicos a los que se les ponía la apostilla de pop. No creo que ahora sea el momento de programar a Springsteen, es el de incorporar a una serie de creadores que están en la excelencia. Nuestro objetivo no es competir con Los 40 principales, con todos mis respetos. Pero sí debemos incorporar las músicas urbanas que tienen un valor académico y cultural que se estudia en los departamentos de Musicología, eso sí, con un formato diferente.

-La investidura de Miguel Ríos como doctor honoris causa va en esa línea de que la 'oficialidad' reconozca otros tipos de músicas...

- Para mí es algo trascendental, fue a propuesta del departamento de Ciencias de la Música reconociendo los valores culturales e intelectuales del rock. Por ahí debe ir el futuro, es una magnífica idea que pone al rock, al jazz o al blues en los niveles en los que tienen que estar porque vivimos en el siglo XXI.

-Málaga acaba de presentar el primer festival de música de cine de España. ¿Nos han vuelto a adelantar por la derecha?

-Tenemos que estar atentos a esto, porque va a ser importantísimo en los próximos años, igual que la música de videojuegos, donde se están haciendo cosas interesantísimas. Esa nueva disciplina artística va a ser el futuro.

-En la OCG la música de cine no acaba de entrar en la programación central y está confinada a los conciertos populares de comienzo de temporada o al Retroback. En el caso del Festival, ¿sería posible un concierto en el Carlos V con la banda sonora de 'Gladiator'?

-El Festival hará el próximo año un guiño a la música de cine porque es el 90 aniversario de la primera película sonora, El cantor de jazz. Haremos un recorrido para mostrar qué ha aportado el cine a la música, porque no debemos de olvidar a compositores como Nino Rota, Ennio Morricone, John Williams... La OCG estuvo brillantísima en el concierto del Retroback de este año. En el 2050 habrá que revisar la música que se ha compuesto para los distintos medios en el siglo XXI.

-Su modelo de festival es de tres semanas y con cuatro fines de semana. ¿Para incorporar nuevas propuestas escénicas habría que recortar días para cuadrar el presupuesto?

-Este año tenemos un proyecto fantástico con nuevas tecnologías y la Orquesta y Coro de la RTVE, con imágenes que se proyectarán en el Palacio de Carlos V realmente bellísimas y una dirección escénica de Paco Azorín y una interpretación magistral de Tristán Ulloa. Aquí se va a utilizar la última tecnología, yo he visto las imágenes y realmente es algo impactante. Este concierto se podría haber hecho al uso y lo hemos convertido en un espectáculo. Las nuevas tecnologías se incorporan de forma natural.

-¿Los datos de la venta de entrada dan pistas sobre las características del espectador del Festival de Música y Danza?

-Aún no tenemos esos datos, pero es verdad que vienen muchísimos visitantes nacionales e internacionales y las ventas son extraordinarias. Ya tenemos 17 espectáculos agotados, no hay ningún festival en España que venda tanto y tan rápido como el de Granada. Ahora mismo uno puede comprar entradas para todos los espectáculos que ofrecen los competidores de nuestro festival, en nuestro caso ya hay 17 agotados a dos semanas del inicio. Esto es algo único, este año vamos a tener récord de venta de entradas.

-¿Se van a superar los 900.000 euros de recaudación de 2015?

-Sí, holgadamente. Pero es que además tenemos el FEX que vamos a presentar en unos días con 95 propuestas, lo que unido además a los Cursos Manuel de Falla hace que tengamos un modelo de Festival único.

-¿Qué propuesta del FEX podría formar parte sin problemas de la programación del Festival?

-Viene la orquesta joven que es seguramente la mayor institución cultural del mundo. Tendremos a la Joven Orquesta del Metropolitan de Nueva York, que podría estar perfectamente en el programa del Festival de Granada o en el de Salzburgo. Y eso lo tendremos gratis aquí y en un pueblo de la provincia, eso no ocurre en ningún otro sitio.

-Ya ha mencionado los homenajes a Cervantes y Shakespeare, a los que hay que sumar los que se realizarán a Lorca y a Falla.

-El Coro dela RTVE ofrecerá un gran concierto con textos de Lorca en el centro de La Romanilla, además del concierto de Miguel Poveda en el Generalife. Y el concierto homenaje a los cien años de Noche en los jardines de España que ya es un exitazo por la respuesta del público y que va a ser un acontecimiento a nivel internacional. Es seguramente nuestra pieza más importante para piano y orquesta. Cien años después, en el mismo sitio donde la estrenó el propio Falla, la Royal Philarmonic y ese poeta del piano que es Javier Perianes dejarán una imagen para la historia. Hay tantos momentos estelares, como la inauguración con Juan Diego Flórez, la Royal Philarmonic con su nuevo director, Charles Dutoit, que ofrece en Granada su primer concierto en España desde su nombramiento...Y qué decir de Juanjo Mena, que acaba de dirigir tres conciertos con la Filarmónica de Berlín con un éxito memorable y que viene a Granada con la orquesta de la que es titular, la BBC Philarmonic.

-¿En este contexto pueden chirriar propuestas como la de los Arrayanes?

-Para nada, es un concierto de cámara en los Arrayanes con Rosa Torres-Pardo, Rocío Márquez y Luis García Montero. Es un trío magnífico, todos los que están en el programa tienen su razón. Arcángel viene en un formato íntimo y actuará en el Carmen de los Mártires. Siempre se pueden hacer críticas, pero el gran jurado es el público y estamos por encima del 90% de entradas vendidas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios