'Female Agents': Chicas en pie de guerra

Las actividades de la Resistencia durante la II Guerra Mundial han dado al cine francés al menos dos obras maestras, La batalla de los raíles (1946) de René Clement, y El ejército de las sombras (1969) de Jean-Pierre Melville, a las que se les podría añadir sin el menor desdoro para ellas, la testimonial La pena y la piedad (Marcel Ophüls, 1969), inolvidable ensayo en formato documental sobre la Francia ocupada y el colaboracionismo. Tampoco sería exagerado afirmar que las tres obras referidas deberían ser de visionado obligatorio para todo cineasta que pretenda acercarse con algo de seriedad y rigor a la lucha de los partisanos franceses contra el fascismo.

Si hace tan sólo un par de años, el cine del país vecino, en coproducción con su antigua colonia argelina, se empleaba a fondo en Indigènes en restituir los méritos militares de los miles de soldados argelinos que murieron sin gloria (o que malviven en la actualidad de pensiones pírricas), por la metrópoli en el transcurso de la II Guerra Mundial, la película de Jean-Paul Salomé, Les femmes de l'ombre, hace lo propio con aquellas mujeres que participaron en misiones militares de espionaje e información, dirigidas por el alto mando británico.

El cine contemporáneo que decide volver hacia épocas ya suficientemente documentadas y tratadas por la propia ficción cinematográfica lo hace empujado por una elogiable vocación de devolver al primer plano a personas o grupos que fueron borrados de la foto por motivos de raza, sexo, o religión. Pero el gran problema de tan venerables intenciones es que éstas se ven amordazadas por unos tiempos donde lo políticamente correcto ha empobrecido el calado de las apuestas dramáticas (no digamos ya de las formales), y donde los tics y vicios del lenguaje televisivo han terminado convirtiendo otros mundos en nuestro cuarto de estar, amalgamando personajes, historias, culturas, épocas, etcétera, en una insípida papilla audiovisual fabricada en serie para ser consumida sin problemas desde Lisboa a Varsovia, en gran medida porque, traten de lo que traten, se dedican a explotar lo lúdico y lo sentimental en su rasero más igualitario, democrático vaya. Les femmes de l'ombre es nada más y nada menos que eso, un cachivache entretenido, ligero (a pesar de la seriedad de lo que trata) y perfectamente olvidable. Cinta para noche de domingo en la televisión pública, pero a la que un festival, aunque sea éste, le viene grande.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios