Franco Nero concibe el cine como "una ciudad donde conviven todas las razas"

  • El actor italiano recibe el Premio Ciudad de Sevilla y reconoce en su emocionado discurso tener "sangre andaluza" · La gala inaugural tuvo al escritor Roberto Saviano como el otro protagonista de la noche

La quinta edición del Sevilla Festival de Cine Europeo arrancó ayer con una gala sobria y técnicamente conseguida, que tuvo como protagonistas a un emocionado Franco Nero y a un agradecido Roberto Saviano, receptores ambos -el segundo fuera del guión previsto en un principio- del Premio Ciudad de Sevilla. Una excesiva presencia institucional -fueron la delegada de Cultura, Maribel Montaño, y el alcalde de Sevilla quienes entregaron los galardones- quedó como el punto flaco de la noche.

Sobre un escenario en el que destacaba una gran uve, que representaba los cinco años de vida que alcanza el festival, los actores de Síndrome Clown Víctor Carretero y Práxedes Nieto se encargaron -junto con la traductora Concha Ortiz- de presentar la ceremonia. El homenaje a David Lean, de quien el festival proyecta su filmografía completa, fue la primera referencia. "Hace casi 50 años, David Lean trabajaba en este mismo edificio [el Casino de la Exposición y el Teatro Lope de Vega]", recordaba uno de los intérpretes sobre el rodaje de Lawrence de Arabia. "¿En este edificio? ¿De taquillero? ¿De acomodador?", cuestionaba el otro con pasmo.

Las bromas de Síndrome Clown tuvieron un contrapunto serio en las actuaciones de Dorantes, que acompañaba con su piano vídeos sobre las distintas secciones de las que se compone el certamen. Y, de vez en cuando, los presentadores apuntaban alguna definición del cine europeo. Un cine, nada menos, "comprometido, sincero, sin concesiones de ningún tipo", según lo que oía el auditorio. Venía bien que cerca se encontrara Saviano: algunas de estas etiquetas podían atribuirse también al perseguido escritor.

Y en ésas nos enteramos de que Franco Nero era (un poco) andaluz. Al menos, era lo que reconocía el actor, conmovido, cuando acariciaba el Premio Ciudad de Sevilla, la misma reproducción del Giraldillo que se ha entregado en otras ediciones. "Yo tengo sangre andaluza", admitía en un perfecto castellano. Y reveló entonces el secreto: "El nombre de mi abuela era María López". Y, por lo que parece, el intérprete de Tristana y Querelle mantiene el interés por sus raíces: así, confesó haber venido anteriormente a Sevilla y haber quedado cautivado con la belleza de la Universidad.

En su discurso, Nero hizo un breve repaso por su trayectoria. "He hecho películas italianas, americanas, españolas... ¡Rodé con Buñuel! Y él nunca me llamaba Franco porque no le gustaba mi nombre, lo que me decía siempre era Nero", evocó divertido.

El italiano compartió también con el público la visión de su oficio. "He dedicado mi vida al cine. Y cuando me preguntan qué es, digo que para mí es una ciudad donde viven personas de todas las razas. Mientras se siga soñando, seguirá habiendo cine. El cine significa libertad, y eso lo demuestra que en los países en los que no hay libertad, no hay cine", manifestó.

Nero mostró su faceta más familiar cuando pidió a su nieto que subiera con él. "Su abuela es la mejor actriz del mundo, según Meryl Streep o Tennessee Williams. ¿Cómo se llama tu abuela?" preguntó al niño. La respuesta no tardó en llegar. "Vanessa Redgrave", contestó.

Franco Nero ha venido a "una ciudad que se gusta y mira al futuro", por lo que indicaba minutos después el alcalde, que quiso presentar al otro héroe de la gala, Roberto Saviano. Del escritor de Gomorra, novela en la que se basa la película que inauguraba ayer el festival, Monteseirín quiso premiar "la dignidad de su acción cívica", sus "valores democráticos frente a la opresión". El autor, entretanto, intentó explicar "por qué la palabra en algunas partes de Europa da miedo": por "los mecanismos del poder y las contradicciones de ciertas realidades". Pero en su mensaje hay atisbos de esperanza. "Mientras haya lectores y espectadores, la palabra no puede dar miedo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios