El cine y la (no) cuestión de género

  • Varias profesionales de la industria reflexionan sobre el proceso creativo de una película · Sus miradas huyen del tópico del género aunque la sociedad no lo ve así

Mujeres creadoras en el cine. Parece el título de una conferencia sobre la mirada femenina en el séptimo arte, eso que algunos han llamado cine de género. Equivocados estaban los que acudieron ayer al Casino de la Exposición con esta predisposición al coloquio que, dentro de las actividades programadas por el Sevilla Festival de Cine Europeo, reunió en la misma mesa a diferentes profesionales del mundo de la industria cinematográfica. Belén Macías, guionista y directora; Eva Gancedo, compositora; Pilar Revuelta, directora de arte; Ángeles González-Sinde, guionista y directora; y Eva Valiño, jefa de sonido acordaron evitar en sus intervenciones "las consabidas reivindicaciones, quejas y sensibilidades" que suelen atribuirse a las mujeres, según advirtió el moderador de la mesa, el guionista y escritor Manuel Hidalgo. Muy al contrario, el interés de la mesa radicaba en "mostrar cómo la mujer está presente en todo el proceso creativo", según González-Sinde, presidenta de la academia del cine español.

No aclararon si el método de trabajo que siguen ellas, por el hecho de ser mujeres, es el mismo que el de los hombres que trabajan en la industria. "Todo empieza en el guión y a partir de ese pilar se van dando diferentes capas de pintura [atrezzo, sonido, iluminación, banda sonora, etcétera] para conseguir una imagen llena de vida", explicó González-Sinde. Por la "frustración" que Belén Macías, directora de El patio de mi cárcel, sentía cuando veía que sus guiones se materializaban en películas que no respondían a su idea dio el salto a la dirección. Paso, que en opinión de la presidenta de la Academia, "las mujeres tardan más en dar" porque "se autocensuran y se lo piensan mucho más que los hombres".

No se quería hablar de género. Pero así fue. A la clase magistral sobre cómo se hace una película, siguió un turno de preguntas supuestamente consabido: ¿es posible conciliar cine y vida familiar? ¿Existe machismo en sus campos? ¿Por qué hay tan pocas directoras? "Desde que los hermanos Lumiére inventaron el proyector, el cine se ha hecho a través de la mirada de los hombres", recordó Macías. "El desequilibrio entre hombres y mujeres directoras -siguió Revuelta- no es exclusivo del mundo del cine, ocurre en todos los campos".

Quizás faltó sentar a la mesa a alguna productora. Macías citó a Esther García. "Empezó siendo secretaria de producción y hoy es socia de la productora de los hermanos Almodóvar. Es una mujer a la que admiro porque se implica muchísimo en cada proyecto y hoy tiene un lugar relevante dentro del cine español", explicó. Pero Esther García no estaba. Tampoco otras productoras españolas como Marta Esteban (Ficción, En la ciudad) o Mar Targarona (El orfanato). La duda seguía ahí: entonces, quién mueve los hilos de la industria del cine español, ¿hombres o mujeres?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios