Un documental explora la personalidad poliédrica de Ignacio Sánchez Mejías

  • La cinta divulga su trabajo como dramaturgo, su papel en la Generación del 27 y sus múltiples ocupaciones, entre las que destacan la redacción de crónicas periodísticas y la presidencia del Betis

Comentarios 1

Ignacio Sánchez Mejías se erigió en leyenda gracias al desgarrado poema que le dedicó García Lorca cuando éste conoció el fallecimiento del torero. Antes de entrar en la historia de la literatura, no obstante, el diestro hizo méritos para ganarse un puesto privilegiado en la cultura de su siglo: fue el anfitrión de los integrantes de la Generación del 27 en su célebre visita a Sevilla, escribió obras de teatro en las que trasladaba el pensamiento de Freud, ejerció de presidente del Betis y de la Cruz Roja y ofreció la primera conferencia sobre tauromaquia en una universidad norteamericana. Su pasión por explorar las disciplinas más dispares le impulsaba a redactar, para el periódico La Unión, las crónicas de sus propias corridas, textos en los que, a menudo, solía ser más crítico consigo mismo que con sus compañeros en el ruedo.

De este 'hombre del Renacimiento' y 'artista polifacético' habla el documental Ignacio Sánchez Mejías. Más allá del toreo, una cinta dirigida por José Francisco Ortuño y producida por los sevillanos La Claqueta Metálica que se proyectó ayer en el Sevilla Festival de Cine Europeo. El director explicó que, pese a que existía escaso material audiovisual 'en movimiento' sobre el torero, habían utilizado 'las últimas tecnologías' para animar las fotografías facilitadas por la familia y conseguir así que el filme fuese 'visualmente atractivo'.

El productor Olmo Figueredo indicó que el equipo se había marcado como objetivo dar a conocer la carismática personalidad de este intelectual. 'El poema de Lorca fue muy importante porque rescató a Sánchez Mejías de la muerte superficial y lo instaló en el mito. Pero nosotros nos hemos acercado a la persona'. El estreno del documental estuvo arropado por la presencia de Ortega Cano y Curro Romero, entre otras personalidades del ámbito taurino.

Además, dos películas se presentaron ayer dentro de la Sección Oficial del certamen: la alemana En el séptimo cielo, de Andreas Dresen, y la croata Three Stories about Sleeplessness, de Tomislav Radic. La primera narra la historia de amor y sexo que entablan dos personas en la tercera edad, una opción que sus protagonistas, los actores Ursula Werner y Horst Westphal, calificaron ayer de valiente. 'Es necesario mostrar a la gente que con esa edad todavía se vive, se desarrollan sentimientos, uno se alegra por el sol', opinó Westphal. Ninguno de los intérpretes puso reparos ante la posibilidad de desnudarse en pantalla. 'Teníamos dudas de cómo iba a reaccionar el público, pero queríamos hacer una película auténtica. El director nos preguntó y le dimos nuestra confianza porque sabíamos que lo iba a tratar con delicadeza', manifestó Ursula Werner.

Tomislav Radic, entretanto, reconoció que el propósito de su filme era describir el insomnio, 'ese momento en que estás solo, en una habitación oscura, y no puedes dormir, y en esa oscuridad te sientes vulnerable'. La española Rosana Pastor, una de las protagonistas del largometraje, ve la propuesta como 'una película sin ninguna concesión, que no es desperanzadora pero mete el dedo en la llaga'. Para la actriz, en Three Stories about Sleeplessness 'hay un ejercicio de indagar en la soledad, en la parte más oscura de la naturaleza humana. No es una historia con la que te puedas identificar plenamente, porque los personajes son ciertamente incómodos'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios