Presentación en huelva

Una buena cosecha de cine para el Iberoamericano de Huelva

  • La 34 edición fue presentada ayer en la Casa Colón como una de las grandes citas culturales de Andalucía que arrancará el próximo sábado y confía en el éxito de participación del público onubense

Comentarios 2

La Casa Colón ya ha colocado las banderas nuevas, otra vez hondean las enseñas de los países iberoamericano, sólo falta la alfombra roja para dejar paso a la comitiva inaugural de las 34 edición del Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. Como cada año la muestra tuvo ayer su primer anuncio en la ciudad, el contacto con los onubenses, a sólo unos días de levantar el telón en el Palacio de Congresos, y es que "ya tenemos Festival, ya estamos en el fin del trabajo", como dijo el director Eduardo Trías, un esfuerzo que se condensará del 15 al 22 de noviembre.

La muestra que ofrecerá 140 películas en 190 pases, ofreciendo así el panorama más amplio y la mejor cinematografía iberoamericana, "hemos tenido una buena cosecha", aseguraba Eduardo Trías, animando así a todos a acudir a las salas y es que como dijo habrá de todo para que nadie se sienta insatisfecho, porque se trata de "un abanico de producciones rico e interesante". Destacó la valía del jurado de la muestra y aseguraba que "estaremos muy divertido con los dos premios ciudad de Huelva, con Enrique González Macho y Juan Luis Galiardo".

Destacó, igualmente, la sesiones especiales "que nos gustan tanto", y habló de las de medioambiente, de género, gay, flamenco o de mayores. Un momento que tuvo también Eduardo Trías para agradecer la ilusión y profesionalidad que han puesto en esta 34 edición su equipo de trabajo.

Invitaba a los onubenses a que participen, porque dijo que "el Festival les pertenece a ellos", "es una fiesta del cine, tiene carácter mediático y es divertido, hablamos de fiesta porque la cultura es fiesta". "Que lo disfruten -dijo- que es un lujo tener un evento de estas características".

El alcalde de Huelva y presidente del Patronato del Festival Iberoamericano de Cine, Pedro Rodríguez González, destacó la participación de las cuatro administraciones que lo hacen posible y aseguró que era una suma de participación. "En Huelva producimos un festival de cine, primero las administraciones, los que la gestionan, y los medios que lo divulgan, son las tres partes que las que lo hacen posible cada año". Es el mismo guión, "que se intenta mejorar con el mismo objetivo que es que el cine Iberoamericano se proyecte aquí y llegue al resto de Europa". Aseguraba que si se repite el guión "es porque no hemos fallado", ahora toca recibir el celuloide, y con ellos "nos encontramos con el alma de Iberoamérica y se irá desde aquí a los cines del mundo". Para el alcalde Pedro Rodríguez el Festival es el mayor acontecimiento cultural de Huelva, que la proyecta en el mundo y hace posible que el cine Iberoamericano llegue a toda Europa, en ese encuentro permanente entre las dos orillas, donde Huelva sigue siendo el puente entre Iberoamérica y Europa.

Una apertura que tuvo ayer un especial acento en los patrocinadores y así se encargaron de manifestarlo tanto el director como el presidente del Patronato. Se destacó el apoyo decidido de Cepsa que se vincula con especial sensibilidad a este evento, como dijo Pedro Rodríguez, poniendo de relieve el decidido compromiso del director de Refinería La Rábida Juan Manuel Díaz Cabrera. Mientras que apuntó que Cajasol también es uno de los grandes patrocinadores de la muestra, "sigue claramente los caminos del festival de años anteriores".

Por su parte la consejera de Cultura, Rosa Torres, aseguraba que estamos ante "la cita con más personalidad y arraigo de las que componen el calendario cultural andaluz". Calificó los inicios como "un proyecto valiente, traer agua a ese desierto del cine, poner a Huelva en el cine y cerca de Iberoamérica". Aseguraba que en este tiempo se ha ganado "en sabor y solera", con momentos dulces y difíciles y ahora ha tocado un tiempo de "estabilidad, en beneficio de nuestro Festival que recupera el tono de los mejores tiempos". Habló del apoyo de los onubenses y de que ha sido para Huelva su centro de gravedad, porque ha traído hasta aquí a grandes personalidades de la cultura y del cine, para llevar el nombre de Huelva incluso fuera de nuestro país. Asegura que este Festival tiene el estandarte de la interculturalidad, para que pueda mostrarse en Europa proyectos iberoamericanos. Lo calificó como un escaparate donde nos llegan historias humanas en el cine, una filmografía que catalogó de diferente y a la que otros festivales quieren abrir algunas ventanitas, a lo que ya en Huelva es una muestra consolidada. Un festival que abre una pantalla en blanco para un futuro común, que invita a "caminar de la mano de la magia del cine", dijo.

Petronila Guerrero, presidenta de la Diputación de Huelva, destacó la importancia que el Festival tiene para esta provincia, "es una oportunidad para todos en el terreno cultural, es una manera extraordinaria de promocionar a Huelva en el exterior" y dijo que en estos 33 años se ha labrado una imagen y prestigio en Iberoamérica, "es una marca de cine, de trabajo riguroso que abre puerta para este cine en Europa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios