Cuidar a los españoles; el aumento de extranjeros "es algo prestado"

  • Los conflictos en el norte de África hacen subir las cifras de visitantes de forma coyuntural.

A pesar de que todos los análisis apuntan a un incremento del número de turistas a España, es el cuidado del mercado nacional quien a juicio de Bertomeu quien debe centrar los esfuerzos de los actores del sector por revitalizar sus propias estrategias.

Las previsiones señalan hacia un 2,5% el nivel de crecimiento previsto para este año pero "eso hay que matizarlo". Los indicios apuntan "hacia una recuperación de los mercados que tradicionalmente nos han enviado turistas, como son el alemán y el francés y eso siempre es bueno, pero muchas veces se olvida el hecho de que "más de la mitad del turismo que viene a España, son de españoles". Los recientes acontecimientos que se han vivido en el norte de África con Egipto a la cabeza, las "tortas" según sus propias palabras hacen que la mayoría de esos turistas "sean prestados. No podemos basarnos en esto, ese no es un modelo turístico en absoluto".

No obstante, habrá que esperar las "últimas reservas para comprobar cuál es el crecimiento real, es decir, esperar a qué va a hacer el turista nacional que siempre espera al último momento para formalizar su llegada".

Tampoco lo es una política de competitividad basada en criterios de hace décadas, cuando aún circulaba la peseta "que tenía un cambio muy atractivo para los europeos, algo que con la entrada del euro, que no se devalúa se ha perdido" y cuando "los precios eran extremadamente competitivos para quienes nos visitaban. En la actualidad, España no está capacitada, ni lo estará nunca más para competir en igualdad de condiciones con los mercados de destino turísticos emergentes, como Turquía, algunos países de Europa del Este con Croacia a la cabeza, el norte de África o el Caribe o Sudamérica; nuestros costes sociales no serán los mismos".

El perfecto ejemplo de ello es "Marbella, donde invito al que quiera a que compruebe la capacidad de gasto que tenían hace años y que pregunten ahora". Es en este cambio de actitud, donde deben basarse las nuevas estrategias; "hay que preguntarse cuántos turistas ingleses vienen a comer marisco a nuestras costas y cuántos extranjeros lo hacen. Podemos llenar las costas, pero nadie da duros a cuatro pesetas, eso debemos tenerlo claro".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios