Admitida la demanda de divorcio de Cheryl Cole

El matrimonio entre el futbolista inglés Ashley Cole y la cantante Cheryl Cole acabó ayer en divorcio después de cuatro años de una unión seguida de cerca por la prensa rosa y marcada por las infidelidades del deportista.

La cantante, que saltó a la fama con el grupo Girls Aloud, interpuso hace unos meses una demanda de divorcio, que fue concedida ayer en la división de familia del Tribunal Superior de Londres.

La relación entre la estrella del pop y el futbolista, comparada a la de David Beckham y Victoria, comenzó como un cuento de hadas en 2004, cuando ambos se conocieron porque vivían en el mismo edificio. Tras casarse un par de años después, los rumores sobre supuestas infidelidades de él empezaron a correr como la pólvora. Hasta que en febrero pasado, Cheryl decidió separarse de forma definitiva.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios