Alberto y Charlene, un amor sin fisuras

  • Apenas falta una semana para que den el paso más importante de sus vidas y, lejos de estar o ponerse nerviosos, los novios de Mónaco hablan de su pasado, su presente y su futuro

 La boda de Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock es comparada constantemente con la de los Duques de Cambridge, sobre todo desde que se supiera que ambos pasarían por el altar este 2011. No obstante, hay una diferencia bastante significativa entre ambas parejas: el hermetismo de los británicos frente a lo accesible de los monegascos. Faltan ocho días para que Alberto y Charlene se den el 'sí quiero' y, aun con los nervios propios de este importante momento en sus vidas, siguen con su tour por los medios de comunicación. La pareja sigue concediendo entrevistas, tanto juntos como por separado, donde no sólo revelan detalles de su enlace sino que analizan su historia de amor, su día a día, familia y planes de futuro.

Felices y relajados, el soberano monegasco y su prometida no están muy de acuerdo con que su boda se equipare con la de Guillermo y Catalina de Inglaterra. "Todo el mundo intenta comparar estos dos eventos pero esto no es un campeonato del mundo de las bodas. Estuvimos en el enlace de Guillermo y Catherine y nos gustó mucho, fue un día muy hermoso y nuestra boda también lo será", ha dicho el Príncipe. 

De su novia Alberto II dice que le encanta como cocina, aunque lo que le enamoró de ella fue su "generosidad y cualidades humanas". Charlene, por su parte, confiesa que su futuro marido es un hombre "compasivo, cuidadoso, cariñoso, leal y muy paciente". Una futura consorte que, según ha confesado, se va a inspirar en la princesa Carolina para no defraudar en su papel de primera dama. "Es uno de los miembros más importantes de esta familia", afirma.

En cuanto a la descendencia, ambos coinciden en que quieren tener familia muy pronto. Pero, ¿cuántos hijos desean tener? Charlene lo tiene muy claro, ella quiere "muchos", mientras que Alberto cree que dos sería un buen número.

Los prometidos han confirmado que tras su boda viajarán a Durban, donde estarán desde el 4 al 9 de julio, y que después pondrán rumbo a un destino desconocido, reservándose así su luna de miel. Algún secreto tendrían que tener...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios