Arreglada pero informal

  • Llevar chándal con taconazos es una moda que se impuso en 2015 y que comparten, entre otras, la Reina Letizia -aunque de forma sutil-, Blake Lively, Rihanna y JLo

"Con mi chándal y mis tacones, arreglá pero informal", cantaba en una de sus sevillanas Martirio a ritmo de palmas y guitarras mientras contaba que ese era su outfit de los domingos. "La calle es mi fuente de inspiración", comentó la folclórica en una ocasión, y parece que ella misma ha inspirado a las it girls del momento, que le han copiado el conjunto estrella a la onubense.

Es una realidad: el chándal con tacones se lleva. La llamada tendencia athleisure llegó en 2015 y desde entonces ha intentado buscar un hueco hasta que por fin lo ha encontrado. Kim Kardashian fue una de las primeras en apuntarse a esta combinación y después le siguieron un buen puñado de famosas, entre las que también figura la Reina Letizia. Eso sí, la soberana lo hizo de una manera muy sutil y elegante al combinar un pantalón de reminiscencias deportivas de la firma Hugo Boss con un top de seda. Así, con su versión chándal 3.0, Doña Letizia recibió en el Palacio de la Zarzuela a finales de 2016, sonriendo y volviendo a convertirse en noticia por su estilismo. Además, con esta indumentaria, la Reina volvió a demostrar algo que sabe hacer muy bien: mezclar prendas caras, con otras de fondo de armario y low cost.

En aquel momento pudo pensarse que se trataba de una moda pasajera, pero no; los track pants o chándals glam con tacones siguen siendo tendencia, y ya lleva tres años. Actualmente es una moda que tiene muchas seguidoras, entre otras Rihanna y Selena Gómez, adeptas a lo cómodo sin perder un ápice de glamour. En el caso de la primera, se ha dejado ver combinando chándal verde con flores blancas que recuerda al estilo Las Vegas, con stilettos blancos. Rihanna siempre se caracterizó por su versión personal del street style, pero se le ve el plumero porque los chándals de Gucci suelen ser sus favoritos. Selena, por su parte, suele optar por un total look de un color concreto, como el rojo, que suele contrastar con unas sandalias de tacón alto de diferente tonalidad. Dicen que la culpable de esta moda es Kate Young, la famosa estilista de Nueva York. Sea como sea también ha seducido a Gigi Hadid y Kylie Minogue, por poner dos ejemplos de famosas que se han caracterizado por la prudencia a la hora de vestir. Hasta las más fashion juegan ya con esta mezcla imposible que persigue al fin y al cabo dignificar una prenda tan denostada desde siempre como es el chándal.

Tamara Falcó, en España, se presentó con plataformón y ropa deportiva en un photocall de lo más exclusivo. Por cierto, con un pantalón negro que se parecía bastante al que lució antes la Reina Letizia, aunque con la franja blanca lateral más ancha. Penélope Cruz también ha entroncado alguna vez con su lado más de extrarradio con un chándal rosa royal y unos zapatos de tacón que llevó en la ceremonia de los Globos de Oro. Al igual que Blake Lively, otra actriz, que opta por combinar un chándal de marca con taconazos. Madonna, por su parte, prefiere llevar unos mitones de Chanel con un chándal de mercadillo, cada una tiene sus preferencias. Por si la mezcla no resultase explosiva, le añade una bufanda de cuadritos y un sombrero y tan ancha.

Pero hay más variantes para ir arregladas pero informales: las hay que combinan el chándal con bolsazos de marca. De esta guisa hemos visto a Jennifer Lopez, Paris Hilton y Lindsay Lohan, quienes rematan sus estilismos de dudoso gusto con macroestolas y además se protegen del frío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios