Britney Spears: crónica de un regreso frustrado

  • Un libro airea los esfuerzos de la cantante por regresar a los escenarios.

El libro Britney: Inside the dream (Britney: Dentro del sueño) airea los esfuerzos realizados por la cantante para regresar a los escenarios hace dos años y cómo sus planes se fueron al traste en los MTV Video Music Awards de 2007.

Después de varios meses problemáticos, con ingreso en una clínica de rehabilitación incluido, la que en su día fuera la Princesa del Pop, había estado planeando su esperado regreso a la escena pública después del lanzamiento de su último trabajo, Blackout. ¿Qué mejor momento que la gala anual de los MTV Video Music Awards para demostrar al mundo que había conseguido encauzar su vida y recuperarse de sus problemas personales?  Sin embargo, el regreso de la cantante fue todo lo contrario a lo esperado. Vestida con ropa interior negra y medias de rejilla, la artista demostró durante toda su actuación una actitud desganada, además de una fallida coreografía y un playback mal perpetrado.

Ahora, y con la publicación de su nuevo libro Britney: Inside the Dream, salen a la luz las supuestas razones por las que la princesita del pop no estaba en plenas condiciones para abrir la gala anual de los MTV con su sencillo Gimme more.

Según el autor del libro Britney: Inside the dream, Steve Dennis, la cantante fue la única culpable de arruinar la actuación más importante de su vida, la que iba a marcar su espectacular regreso. Horas antes del comienzo de la gala, la estadounidense se puso tan nerviosa que decidió calmar su ansiedad a base de chupitos de tequila.  Después de haberse atiborrado chupito tras chupito, su estado se agravó cuando, con intención de desearle suerte, su ex novio Justin Timberlake entró en su camerino. Aquello la sacó definitivamente de sus casillas.

Para más inri y ya en estado de embriaguez total, Britney se negó a que su estilista le pusiera las extensiones de pelo que planearon que llevaría para su esperado regreso, así como el conjunto que habían elegido previamente. La cantante decidió salir al escenario con el tan criticado modelito (compuesto por ropa interior negra y medias de rejilla), completamente ebria y aturdida, olvidando frases enteras de su canción y siendo incapaz de seguir la coreografía.

Esta actuación fue la causante del derrumbamiento total de Britney, quien dos meses después perdió la custodia de sus hijos, Sean Preston y Jayden James. En enero de 2008 fue internada en una clínica psiquiátrica tras mantener retenido en su casa a su hijo Jayden, de donde tuvo que sacarle la Policía de Los Ángeles y un equipo de emergencias. Poco después su padre se hizo cargo de todo su patrimonio y asuntos legales alegando la imposibilidad de la cantante para afrontar esas responsabilidades.

Sin embargo, varios años han pasado ya desde aquellos acontecimientos y parece que Britney vuelve a ser la que era. Ahora, Spears, que lanzó el año pasado Circus con gran éxito, sólo piensa en recuperarse totalmente y dejar atrás aquellos fatídicos momentos y centrarse en su nueva gira The Circus.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios