Carla Bruni deslumbra en una cena de gala con el emir de Qatar en el Elíseo

La Primera Dama francesa, Carla Bruni-Sarkozy, conquistó a todos los asistentes y volvió a destacar por su sencilla elegancia en una cena de gala celebrada en Francia en honor del emir de Qatar, en visita de Estado al país galo. El vestido de color azul y escote palabra de honor que llevaba realzaba su envidiable figura y resultó idóneo para un acontecimiento oficial de esta índole en el Palacio del Elíseo.

La única capaz de competir con la belleza de Bruni fue la esposa del jeque qatarí, Sheikha Mozah bint Nasser Al-Missned, quien ataviada de rojo y con un turbante a juego con su traje, hizo las delicias también de la prensa rosa.

Fiel a su estilo, la mujer de Sarkozy escogió un vestido cruzado con escote corazón y una caída impresionante. No sorprendió el color, ya que Bruni siempre se inclina por la gama de los morados o de los azules. Como complementos optó por una llamativa gargantilla de brillantes de dos vueltas y unos sencillos pendientes a juego. Además de zapatos con muy poco tacón, como suele ser habitual en ella, para no superar en altura a su marido. El peinado por el que se decantó, una impecable melena suelta, daba un halo de naturalidad cuidada al conjunto.

El modelo en cuestión recogía ayer comentarios positivos en la mayoría de medios de comunicación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios