Charlene, la princesa de moda posa para 'Vogue'

Falta poco más de una semana para que Charlene Wittstock se convierta oficialmente en princesa de Mónaco, pero ya es la 'reina' de los posados. La prometida de Alberto II ha encandilado a la cámara de Patrick Demarchelier dando lo mejor de sí para una curiosa sesión fotográfica de la revista Vogue. Imágenes en las que, con total naturalidad y como una auténtica modelo, luce un clásico, aunque sensual, bañador.

La sudafricana confiesa a la publicación que encontrar su propio estilo "ha sido un reto". Un trabajo para el que ha contado con la ayuda de diseñadores tan prestigiosos como Karl Lagerfeld o Giorgio Armani, el elegido para crear su esperado vestido de novia. "He llegado al punto en el que sé lo que me gusta y lo que funciona. Estoy comenzando a jugar con estilismos más frescos y atrevidos", dice a la revista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios