Comienza la cuenta atrás para Miss Sevilla

  • Las 22 candidatas del certamen de belleza posaron con parte de la última colección de flamenca de la diseñadora Pilar Vera y con modelos de fiesta creados por la cordobesa Ana Torres

Más tranquilas que la semana pasada, cuando comparecieron vestidas de traje de baño, las candidatas a Miss Sevilla cumplieron ayer con el segundo "ritual" antes de la celebración del certamen, el próximo 10 de diciembre: el posado con parte de la nueva colección de flamenca, creada por Pilar Vera, y con los diseños de fiesta de Ana Torres. Ésta, acostumbrada a colaborar en concursos de belleza como el que nos ocupa, reconoció que, para su firma, es un orgullo poder estar presente, edición tras edición. "Vivimos la emoción a la vez que las niñas", afirmaba la cordobesa que, en esta ocasión, participa con los trajes de su colección, Wonderland, en homenaje a Alicia en el país de las maravillas. "Nos hace mucha ilusión que vayan perfectas y que, cada una, se encuentre lo más favorecida posible".

Por su parte, la mencionada, Pilar Vera, explicaba también algunas de las líneas maestras que forman parte de "Rosa de pitiminí", título bajo el que ha englobado unas prendas con mangas de diferentes tamaños y profusión de flecos a lo largo del cuerpo de las desfilantes. Además, talles altos, y unos maravillosos complementos de croché -con diferentes colores e hilo dorado para enmarcar cada conjunto-, constituyeron otras de las características de la línea promovida por una experta que, en lo que a Misses se refiere, lo tiene muy claro. "No es solo que la chica sea guapa sino que posea algo más. Algunas se crecen sobre la pasarela y eso hace que, aunque puedas tener una idea inicial, luego cambies de idea", declaraba la que es considerada una de las mejores profesionales de su sector.

En cuanto a las jóvenes, la perspectiva que planteaban, ha cambiado bastante en tan sólo unos días. "Ya no estoy tan nerviosa", afirmaba María González quien, a sus 17 años, es la primera ocasión que decide presentarse a este concurso. Verónica Cañizares (23), por su parte, ya había probado suerte en otra ocasión anterior y, aunque no tuvo demasiada, sí reconocía que, el simple hecho de presentarse, "es una oportunidad, algo que te sirve para hacer muchas amistades", declaraba. Por su parte, Mariló Martín (18), aceptaba sentir una auténtica adoración por la moda, algo que no le ha impedido seguir su noviazgo. "Él y los míos son los que más me apoyan". Como siempre, la opinión familiar, la más valorada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios