Elena y Marichalar: vidas por separado

  • Cuatro años después de separarse, él se escapa a las Canarias con una mujer y ella se deja ver en la Feria del Libro acompañada de su jefe.

Comentarios 1

Han pasado casi cuatro años desde que el matrimonio de Jaime de Marichalar y la infanta Elena llegara a su fin. Entonces, ambos anunciaron el "cese temporal de la convivencia". Unos años en los que ambos han rehecho sus vidas de la mejor forma que han podido, manteniendo siempre una relación bastante cordial por el bien de sus hijos. Tras este tiempo, y después de divorciarse en enero de 2010, tanto uno como otro han vuelto a sonreír. Eso sí, por separado. Mientras él ha escapado a las Canarias junto a una mujer desconocida, hasta la fecha, ella se ha dejado ver durante la Feria del Libro de Madrid acompañada de su jefe en la Fundación Mapfre, con el que todo apunta mantiene una buena relación.

Jaime de Marichalar parece haber superado la ruptura durante este último año gracias a sus renovadas amistades y, sobre todo, a sus hijos. De hecho, durante su escapada -captada por los paparazzi y carne de cañón para la prensa rosa de los últimos días- éste estaba acompañado de Victoria Federica, que lo pasó divinamente junto a la hija de la nueva amiga de su padre. Las niñas, que mostraban bastante cercanía y parecían conocerse bien, se divirtieron jugando y bañándose en la playa mientras la pareja protagonizó escenas de complicidad cuando se adentraron en las dunas. Con Froilán, en cambio, su relación es menor, ya que el niño estudia en un internado inglés. Una minivacaciones en las islas que levantan todo tipo de rumores y comentarios, pues no es la primera vez que se ve al ex Duque de Lugo junto a esta mujer; ya fueron fotografiados en Madrid en su cumpleaños, el día 7 de abril; lo que lleva a pensar que su relación es bastante íntima y se prolonga en el tiempo.

Y no se aburren no. Desde que aterrizaran en el aeropuerto de Canarias, el pasado 3 de junio, el grupo disfrutó de una relajada jornada en la Playa de Palomas y, al día siguiente, pasaron el día descansando en la vivienda donde se alojaban. El domingo salieron pronto y, tras tomar un café en una terraza, acudieron a la catedral para asistir a misa. Antes de encaminarse al aeropuerto para regresar a Madrid, comieron junto a unos amigos. Un fin de semana de los más completo, vaya.

La infanta, por su parte, no para un segundo. Hace unos días salió junto a sus compañeros de trabajo de la Fundación Mapfre para pasear por la Feria del Libro. Entre ellos, se encontraba el director del Área Social de la empresa, Fernando Garrido, con quien la infanta mantiene una excelente amistad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios