Enrique reaparece tras la polémica por su desnudo

  • El hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Di retoma su agenda oficial dos semanas después del escándalo mediático por la publicación de sus fotos en Las Vegas.

El príncipe Enrique de Inglaterra, el miembro más díscolo de la familia real británica, ha retomado sus compromisos oficiales después de un parón de dos semanas provocado por el escándalo de sus fotos desnudo durante un viaje con amigos a Las Vegas.

Olvidado ya el asunto y perdonado tanto por la casa real como por el pueblo británico, que mayoritariamente no se ha sentido ofendido por las imágenes y entiende el comportamiento del príncipe por ser un joven soltero, Harry ha vuelto al trabajo asistiendo el lunes por la noche en el hotel Intercontinental de Londres al acto de entrega de los premios de la Fundación Wellchild, de la que es patrón, por lo que su asistencia era esperada e inexcusable.

Elegantemente vestido con un traje azul y corbata roja estampada, el hijo de Carlos de Inglaterra y Lady Di se mostró relajado, contento y no dudó en reír, sobre todo con los niños que participaron en el acto, con los que charló, a los que abrazó y con quienes no perdió la ocasión de bromear. Entre niños enfermos, las imágenes nos hacen recordar a las de su madre, la fallecida princesa Diana, quien siempre tuvo como prioridad a los más pequeños en su lista de labores solidarias.

Uno de los momentos más entrañables fue cuando el príncipe se dirigió a Alex Logan, de seis años, a quien dijo que se le veía que se moría por decirle algo, pues el niño había hablado con la televisión anteriormente para declarar que cuando viera a Harry le diría que se alegraba de que fuera vestido.

Al día siguiente, ayer, el príncipe Enrique acudió, también en Londres, a ver la actuación del equipo de natación en las Paralimpiadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios