Guillermo y Catalina serán papás en 2013

  • La casa real británica anuncia en un comunicado oficial el embarazo de la duquesa de Cambridge, quien ha tenido que ser hospitalizada al sufrir fuertes vómitos y naúseas.

Comentarios 4

La familia real británica tendrá un nuevo miembro el año que viene. Tras muchos rumores (los últimos procedentes de amigos de la pareja, quienes ya adelantaban que estaban "buscando" descendencia), la casa real confirmó ayer a través de un comunicado oficial que la princesa Catalina está embarazada de su primer hijo. El primogénito/a de Guillermo, nieto de Isabel II, y Catalina de Inglaterra asegurará la continuidad de una corona británica que se encuentra este año en su punto álgido de popularidad después de varias décadas nefastas a causa de los numerosos divorcios y escándalos.

El bebé, que nacerá en un mes aún no precisado de 2013, será el tercero en la línea de sucesión del trono inglés y podrá convertirse en monarca sea cual sea su sexo. El Palacio de Saint James, portavoz oficial de la pareja real, anunció la buena nueva a las cuatro de la tarde de ayer con un comunicado en el que dio a conocer que la princesa Catalina -de soltera Kate Middleton- había sido ingresada en un hospital de Londres, el Rey Eduardo VII, con fuertes náuseas.

La duquesa, que a sus 30 años es extremadamente popular en el Reino Unido después de una fastuosa boda el 29 de abril de 2011 que puso el colofón a más de diez años de relación, sufre de "hiperémesis gravídica", una condición propia de las embarazadas que ocasiona vómitos continuos y náuseas. De hecho, esta circunstancia es la que ha adelantado el anuncio del estado de buena esperanza de la duquesa, quien habrá de guardar reposo en las próximas semanas y no podrá atender a su agenda oficial habitual.

Aunque no se ha especificado claramente, la prensa inglesa señala que la princesa está de menos de doce semanas, lo que evidencia aún más claramente que la noticia se ha difundido tan pronto para apacigüar las especulaciones que hubiera acarreado una ausencia prolongada de la esposa de Guillermo de los actos públicos.

El feliz acontecimiento se produce en un año muy dulce para la monarquía británica, el del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II, y tras celebrarse este año también en Londres los Juegos Olímpicos.

Será el tercer bisnieto de la soberana inglesa y el primer nieto de Carlos de Inglaterra, eterno heredero a sus 64 años, y la desaparecida Diana de Gales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios