Hollywood deslumbra como siempre

  • Los vestidos de color crema y la ausencia de joyas fueron la tónica dominante sobre la alfombra roja.

Penélope no sólo se llevó a casa el Oscar. También la satisfacción de saberse ya una de las actrices más elegantes de Hollywood, según consideraciones de los propios especialistas en moda. El vintage diseñado por Pierre Balmain hace más de sesenta años y que lució sobre la alfombra roja antes de entrar al teatro Kodak no sólo gustó sino que conquistó. La actriz española, como algunos han dicho, iba vestida para triunfar. Para ello, qué mejor modo que luciendo un look que sabe que le favorece, con flequillo y moño. Sólo un inconveniente tenía ese auténtico vestido de princesa con incrustaciones de de pedrería: su color, demasiado visto en la gala era similar a los vestidos de otras actrices también muy guapas (Anne Hathaway y Marisa Tomey) y poco favorecer teniendo en cuenta el color de piel de Penélope.

Otra triunfadora, Kate Winslet, eligió un modelo que ha recibido comentarios de todo tipo, desde alabanzas a su sobriedad y estilo a críticas por su falta de originalidad. Justo en el otro extremo podía considerarse el atuendo de la cantante Beyoncé, "que parecía envuelta en papel de regalo", según la revista People.

Las maduritas, como Meryl Streep y Sofia Loren, volvieron a mostrarse despampanantes. De los chicos, entre los más guapos estuvo Sean Penn.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios