Kate Moss posa para una línea aérea inglesa

Tras arruinar las nuevas canciones de su novio, Jamie Hince, lanzando su ordenador portátil a la piscina en un ataque de ira, la modelo Kate Moss ha vuelto al trabajo. Ahora se ha convertido en la musa de la compañía aérea Virgin. Moss fue la encargada de presentar un nuevo avión en el aeropuerto de Londres para conmemorar así el 25 aniversario de esta compañía. Junto a la maniquí estuvo en todo momento el magnate inglés Richard Branson, dueño de la aerolínea, con quien se mostró muy cariñosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios