Milán empieza a despedirse y París calienta motores

  • La moda italiana cierra sus puertas sin provocar indiferencia. Una mujer recatada pero sexy y femenina, que será la protagonista del próximo verano. Ahora le toca el turno a las pasarelas parisinas.

Comentarios 1

Todo lo bueno llega a su fin, y con eso se han quedado los amantes de la moda que no han tenido más remedio que despedirse un año más de la Semana de la Moda de Milán, una de las más afamadas del mundo.

La pasarela milanesa cierra sus puertas, pero deja un buen sabor de boca. La mujer mediterránea de Dolce&Gabbana, las siluetas angostas de Giorgio Armani o los diseños más salvajes de la mano de las féminas de Cavalli son algunos de las propuestas más destacadas de estas seis jornadas de moda en la afamada pasarela de la ciudad italiana para la temporada estival del 2011. Los desfiles de prêt-à-porter han destacado en esta edición por sus aires antiguos y desenfadados. Un retorno a la simplicidad, con prendas sencillas pero de colores vivos. No obstante, en esta edición se ha podido disfrutar de todo. Desde la mujer más sexy y atrevida a las más recatadas, donde los encajes propios de las 'abuelas' han tenido un protagonismo especial; como ha sido el caso de las propuestas de Laura Biagotti.

Dolce&Gabbana transportó a sus modelos a una atmósfera mediterránea de otra época con el blanco como protagonista en vestidos largos o cortos, rectos o acampanados o de algodón y lino. Prendas con encajes propios de manteles, colchas y ajuar de los años 50. Armani se decantó por la sobriedad y la uniformidad de sus diseños, inspirados en el pueblo 'tuareg'; y Cavalli optó por el 'look casual' pero muy sensual para sus chicas.

Milán se despide pero arranca París. Desde hoy las propuestas de más de noventa creadores llenarán la ciudad parisina de estilo y glamour. Todo está preparado. ¿Qué mujer quieren Gaultier, Kenzo, Balenciaga o Givenchy para la próxima temporada estival?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios