Moda cálida para un verano abrasador

  • Bajo la atenta mirada de Ariadne Artiles, Gran Canaria acaba de celebrar la cuarta edición del certamen Moda Cálida, donde las nuevas tendencias apuntan a una moda de baños cómoda y seductora.

Comentarios 1

Ha sido motivo de conversación durante toda esta semana puesto que esta pasarela capta toda la atención de un sector, el de la moda de baño, que temporada tras temporada se renueva. Así, con rostros populares como el de Ariadne Artiles, presidenta de honor, o el de como modelo Malena Costa -novia del futbolista Carles Puyol-, el fin de semana pasado transcurrió el certamen de Moda Cálida donde, en el palacio de congresos Expomeloneras de Gran Canaria pudo disfrutarse del trabajo de diseñadores como Aída Domínguez, quien apostó por detalles de strass y flecos a modo tribal para estampados con carácter reptil o lisos en tonos crudos.

De seguido, Calima se rodeó de looks pin-up en tonos azul y rosa dentro de un concepto tan dulce como los helados en tela que coronaban sus diademas; Arcadio Domínguez traspasó las playas para desarrollar minifaldas y minivestidos, camisetas y chaquetas con aire minimal y la firma Gemma Summertime utilizó pañuelos en la cabeza para una diversidad con estampados setenteros y rayas multicolores en escotes cuadrados y otros en V.

Respecto a Rappido, futuristas dorados, rojos y verdes que, con capas a juego, mostraban heroínas de cómic acompañadas de sus sexys hombres con superpoderes, mientras que Dolores Cortés presentó biquinis con cintas delanteras a modo de triquinis (pero sin llegar a ellos) y cuerpos lazados con diversos adornos. Braguitas y tops reducidos hasta el límite -y prendas frescas para la época estival- los de Miss Bikini; rayas blancas y azules en los chicos de Carlos Sanjuan y una original puesta en escena, con orientales sombrillas, la de Vanity Fair, empresa que defendió conjuntos suaves y delicados.

Más de 23 firmas entre las que tampoco faltaron Nuria González, cuya inspiración tribal constituyó un paso adelante con braguitas que suben hasta la cintura y chaquetas boleras drapeadas; Dos Mares, con bañadores palabra de honor que llamaron la atención; Góttex, muy acertado con los juegos de gasas y formas empleadas; Gabriel Croissier, rindiendo un excepcional homenaje a Gran Bretaña a través de símbolos -banderas y complementos- alusivos a nuestro vecino país; o Vitamina C, donde se rescató la hollywoodiense imagen de los dorados años veinte.

Aparte, en la recta final de la maratoniana jornada, Gideon Oberson combinó morado y naranja en tejidos superpuestos; Nieves Barroso hizo realidad, en la gama de marrón chocolate, falditas con apertura lateral y lazos de rosas y pareos a modo de faldas; Antonio Sangoó, realizó una novedosa estampa con pantalones confeccionados a base de tiras; La Perla reivindicó chicas seguras de sí mismas con adamascados estampados y detalles en punto de croché y Gonzales Underwear se decantó por ropa interior con encajes y transparencias en sujetadores.

Por último, Red Point redondeó las formas y perforó algunos tejidos; Amelia Gil, moderna y trasgresora, captó la atención de público con valientes volantitos y reflectantes azules y rosas chicle; Devota y Lomba se centró en un colectivo masculino chic y con toques de estilo y Adama Paris -profesional invitada de Dakar- concluyó con alegría haciendo de las estrellas de mar su señal más característica. Opciones para todos los gustos que, sin duda, marcan la diferencia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios