Modelo LAURA SÁNCHEZ

Sobre la pasarela tiene una forma de desfilar que la caracteriza, con movimientos lentos y pausados. Lejos de ella, el ritmo es otro, ya que se ha convertido en una mujer todoterreno al frente de proyectos empresariales, como la pasarela de moda flamenca We love Flamenco o su firma de baño Bloomers & Bikini, que puso en marcha hace cuatro años.

-Hace unos días se celebró en Punta Umbría el Bloomers Day. Se podría decir que la faceta de empresaria casi eclipsa a la de modelo ¿Cómo se pasa de un lado a otro?

-Por inquietud, porque ya son 20 años en el mundo de la moda y eso me ha permitido aprender mucho de ambas partes, porque sin quererlo estás en las dos. A mí siempre me ha llamado la atención el mundo de la organización de eventos y el mundo audiovisual. Soy mucho de organizar y se me da bastante bien, lo cierto es que se puede decir que soy un poco madre.

-¿En qué faceta se siente más cómoda?

-Creo que no se debe elegir porque yo disfruto con todo y cada día aprendo cosas nuevas. Algo que me encanta porque soy una persona muy inquieta y que intenta no parar ni un segundo.

-En el mundo audiovisual también ha hecho sus pinitos, ¿tiene alguna nueva oferta de una serie o su papel en Los hombres de Paco fue algo anecdótico?

-[Risas] He de confesar que tengo alguna que otra oferta, a las que no puedo decir que sí por falta de tiempo y, la verdad sea dicha, porque no me convencen del todo. Si algún día llega a mis manos algo interesante, dependiendo del papel, del director o del contenido, quizás lo aceptaría.

-¿Algún plan para este verano? ¿Un destino de vacaciones?

-Soy bastante convencional para todo en mi vida y también para pasar las vacaciones. No suelo complicarme mucho y me contento pasando tiempo con David [su pareja, el cantante David Ascanio]. Todos los años planteamos un nuevo destino, pero nada difícil. Hace poco fuimos a Portugal, al Algarve y, por supuesto, las playas de Cádiz y Huelva no pueden faltar durante mi verano, porque adoro mi tierra. Al margen de eso, siempre organizamos algún viaje un poco más fuera de lo común. Pero es esencial que ese sitio tenga también buena gastronomía, porque nos encanta.

-Entonces el verano es un buen momento para saltarse la dieta ¿no ?

-Parece mentira, pero lo cierto es que no sigo ninguna dieta, aunque a mí siempre me ha gustado comer bien. Nunca he comido dulces o helados, no soy de hacerlo. Tanto es así que la semana pasada me comí un helado y tanto David como mi hija me miraron extrañados porque no es algo que haga habitualmente. Fue divertido verlos a los dos observándome.

-Siempre con el nombre de Huelva allá por donde va ¿se siente un poco embajadora de su tierra?

-No me siento embajadora de Huelva aunque ¡me encanta mi tierra! Y una de las cosas que no soporto es que los periodistas siempre rotulen mi nombre con el letrero de "la modelo sevillana". Es cierto que vivo en Sevilla y que casi toda mi vida la he desarrollado en esa capital. Mi familia vive allí y mi hija es sevillana, pero yo soy onubense. Y no lo digo porque me sienta molesta, que al contrario, pero es que eso no es verdad y me hace mucha gracia.

-Bueno y no solo su pareja y su hija le acompañarán durante las vacaciones, he visto que hay un ser muy especial del que no se separa ni un segundo...

-¡Sí! Creo que se refiere a Juanita. Ella es mi perrita y me acompaña a todos los sitios a los que voy, está muy acostumbrada a viajar. Me da un cariño inmenso y la necesito cerca. De hecho en casi todos mis viajes siempre voy con gente que tiene que asegurarse de que nos alojemos en hoteles que acepten mascotas, porque ella es una más del grupo. En el caso de que no pueda, porque sea imposible, se queda con amigos míos que la cuidan genial hasta que yo regrese. Ella tampoco se perderá los planes de la familia de este verano ¡por descontado!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios