Mónica Belluci, eternamente bella

  • La actriz italiana, que hoy cumple 46 años, es uno de los mayores reclamos de una exposición inaugurada por Karl Lagerfeld.

Comentarios 4

Nació un 30 de septiembre de 1964 en la localidad italiana de Umbría pero, por Mónica Anna María Bellucci, parece no pasar el tiempo. De hecho, a las pruebas nos remitimos pues, convertida en una de las estrellas de la exposición que Karl Lagerfeld acaba de inaugurar en París, la actriz sigue regalando su belleza a través de instantáneas como la que realizó el diseñador. Un interesante recorrido donde el alemán demuestra que, además de sus capacidades a la hora de crear colecciones de moda, es un experto fotógrafo capaz de plasmar la imagen de personajes como esta mujer unida sentimentalmente, desde 1999, al también intérprete, Vincent Cassel. Junto a él, aparte de haber coincidido en varias películas, ha concebido a sus dos niños, Deva y Leonie, cuyo embarazo -para el que, afirmó, no se sometió a ningún tratamiento- fue plasmado en la portada de la revista Vanity Fair. "No me gustaría ser de nuevo una veinteañera", comentó entonces al respecto de su alumbramiento. "Tienes que descubrir quién eres, quién vas a ser... Tienes demasiadas inseguridades. Hoy conozco lo que necesito y también las cosas de las que no puedo prescindir".

Así es quien, en la actualidad, está considerada una de las mayores sex symbols del mundo del cine, profesión a la que llegó tras unos primeros pasos orientados a la abogacía. Sin embargo, una oportunidad como modelo se cruzó en su camino y, finalmente, Mónica terminó cambiando las leyes por una actividad que, a su vez, le abrió el paso hacia trabajos como Drácula, de Francis Ford Coppola, en la que dio vida a una de las tres concubinas del famoso vampiro. Una producción ésta a partir de la que, su fama, se extendió reivindicando, desde el principio, la sensualidad de una fémina orgullosa de sus curvas y, sobre todo, de sus labios. Y es que, según un estudio hecho público por la doctora Kendra Schmind, la Bellucci posee -en función de diversos criterios de textura, contorno y color- la boca más perfecta del planeta (por delante de Angelina Jolie y Scarlett Johansson).

Inmersa en el rodaje de la tercera entrega de Manuale d´amore-una de las sagas más importantes de las últimas décadas en Italia-, nuestra protagonista compartirá ahí cartel con otro mito del mundo del celuloide como es Robert de Niro, el cual encarna a un profesor americano divorciado que reside en Roma y que cae rendidamente enamorado a los pies de su hermosa compañera de guión. Un nuevo proyecto que se suma a otros tan seductores como el haber sido elegida, por sus paisanos Dolce & Gabbana, para participar en la nueva campaña publicitaria de Martini en la que, esta firma de bebida, realiza un tributo a la inolvidable La dolce vita representando a una star system que, paseando por la calle -con un ajustado traje negro de encaje, melena suelta, labios rojos, gafas de sol y unos altísimos zapatos de tacón-, llama la atención de todos los transeúntes.

Habla tres idiomas, su lengua materna, inglés y francés, y ha logrado premios como el prestigioso César de nuestros vecinos galos. Heredera del glamour de otras como Sophia Loren o Claudia Cardinale, Mónica Bellucci continúa imparable una trayectoria en la que, no obstante, lo tiene claro. "Lo más fundamental de mi vida son mis hijas aunque, por el mero hecho de ser madre, no siento que me haya de limitar a participar en cuentos de hadas ni a lanzar mensajes positivos y ser una buena chica porque no lo soy". Unas contundentes palabras de alguien que, con una marcada personalidad, sabe dejar huella allá por donde pasa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios