Paulina Rubio, arrestada tras sufrir un accidente en Miami

  • La cantante deberá comparecer ante un juez acusada de obstrucción a la Justicia por negarse a seguir la orden de la Policía de que bajase del vehículo.

Comentarios 7

La cantante mexicana Paulina Rubio, que se vio envuelta en un incidente con la policía de Miami tras sufrir un accidente menor de tráfico, deberá comparecer ante un juez por obstrucción a la Justicia y desorden público, informó la Policía.

La cantante tuvo un pequeño accidente de tráfico el pasado sábado cerca de una gasolinera y cuando un policía le pidió, por su propia seguridad y la del agente, que bajara del vehículo y subiera a la acera, Rubio rehusó cumplir las órdenes dadas.

Según la declaración jurada del agente con el que la cantante tuvo el altercado, Rubio no sólo se mostró "muy agitada y se negó a cooperar" con él, sino que comenzó a hacer varias llamadas de teléfono. El oficial de Policía le ordenó de nuevo que saliera del vehículo, orden que la cantante, "muy agitada", se negó a seguir y comenzó a mostrarse cada vez "más agresiva y frenética", continúa la declaración. Tras ordenarle varias veces más que abandonara el vehículo por su seguridad, Rubio comenzó a gritar en español: "¡Que ... quieres que haga! He tenido un accidente y estoy muy nerviosa". Y agregó: "Por eso no gustáis a la gente, porque todos los policías de Miami sois unos abusadores".

El agente de policía, de acuerdo con la declaración jurada, ordenó de nuevo a la cantante que saliera del vehículo, orden que de nuevo rechazó Rubio, por lo que fue advertida que de no hacerlo así sería arrestada. Entonces ella replicó: "¡Te vas a arrepentir de esto. Voy a llamar a mi abogado!". A continuación, el oficial solicitó la asistencia de otro agente, pese a lo cual la cantante continuó rehusando colaborar con la Policía. "Entonces le informé de que estaba arrestada por desobedecer mi orden, le puse las esposas" y la conduje al coche patrulla, momento en que la cantante comenzó a gritar a los curiosos que miraban: "¡Ayuda, ayuda! No he hecho nada!" "¡Abusadores!", "pandilla de mentirosos!".

Una vez que la cantante fue introducida en el coche patrulla, ella continuó gritando "¡Os vais a arrepentir de esto!", "voy a llamar a mi abogado. Sois unos mentirosos". "Una hora más tarde, la acusada se calmó finalmente" y pidió disculpas por su comportamiento, aunque fue arrestada. Sin embargo, no fue trasladada a prisión en ese momento con la "promesa de comparecer", después de que indicara al agente que tenía que dar el pecho a su hijo de seis meses.

Rubio deberá comparecer ante un tribunal estadounidense (aunque todavía no se ha fijado la fecha) por los cargos de obstrucción a la Justicia, desorden público y negativa a obedecer a una orden de un agente de la autoridad. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios