Los hijos de Soto, invitados de lujo en el 30 cumpleaños artístico de su padre

  • El cantante recibe el cariño de sus fans y amigos en una gala especial celebrada en el Alcázar de Sevilla

Cuando hace 30 años José Manuel Soto comenzó su carrera artística con su primer disco no podía imaginar que sería tan larga y fructífera. Tampoco podía imaginar que lo celebraría junto a un grupo nuevo que debuta en el mismo año con su primer disco 'Mi hermano y yo'. Un relevo generacional en toda regla, ya que los componentes del dúo son sus dos hijos varones, Marco y Jaime, que han iniciado con fuerza su carrera artística apoyados en la experiencia paterna aunque con independencia total. Ambos transmiten alegría y pasión. Las redes sociales son sus mejores aliadas, componen sus propios temas y después del verano presentaron oficialmente su primer disco que ya han grabado. Hasta entonces estarán de gira por las playas de la costa andaluza, desde Tarifa a Punta Umbría.

Los Reales Alcázares de Sevilla fueron el escenario elegido para ofrecer el concierto del 30 aniversario de Soto y a beneficio de la Bolsa de Caridad de la Hermandad del Gran Poder, las casi 800 entradas disponibles se agotaron en 48 horas. Entre los amigos que quisieron acompañarlo se encontraba el presentador Manu Sánchez, que hizo de maestro de ceremonias, el torero Miguel Báez Litri y los cantantes Diana Navarro, La Argentina o los niños de la Fundación Alalá con Emilio Caracafé. Sobre el escenario veinte músicos y la orquesta de cuerda por lo que las canciones de siempre sonaron como nuevas. "Hemos trabajado mucho porque además cantar con los músicos de la Orquesta me hacía mucha ilusión así que hemos estrenado otro sonido para temas que son clásicos".

El resultado podrá verse las próximas navidades con la salida al mercado de un disco conmemorativo especial. Junto a Soto estuvieron la malagueña Diana Navarro, la onubense La Argentina y Manu Sánchez. Entre los momentos mágicos de la noche destacó la presentación en público de los niños de la Fundación Alalá con Emilio Caracafé. Soto estaba feliz de verse arropado por tantos amigos y sus hijos ante los que asegura ser "objetivo". "Ellos son mucho más guapos, cantan mejor y tienen más opciones para triunfar pero tendrán que trabajar mucho para conseguirlo", contó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios