Torsos de élite

  • Dan el callo en el terreno de juego o a pie de pista, y eso les ha dado la oportunidad de convertirse en grandes estrellas publicitarias.

Comentarios 4

 Son guapos, ricos, presumen de un cuerpo atlético que quita el hipo y, además, chicos anuncio. Los deportistas de élite han cambiado, y para siempre, al mundo de la publicidad, y es que ya no es necesario ser un top de talla internacional para ser la imagen de firmas tan afamadas como Armani o Calvin Klein. Jugar al balompié y machacarse en el gimnasio también lo hacen posible. Torsos musculosos, duros como una piedra e irresistibles que se han convertido en todo un reclamo publicitario.

Ahora es una moda, pero la aparición en anuncios y posados subiditos de tono para firmas de moda (antes lo hacían para marcas deportivas) y, sobre todo, ropa interior empezó para los futbolistas hace años. Uno de los primeros, y que aún mantiene un gancho bastante importante, es David Beckham. Aunque su físico nunca pasó inadvertido, fue su matrimonio con Victoria Beckham el que lo convirtió en toda una estrella publicitaria. Un auténtico fashion victim que ha hecho de las tendencias de moda una forma de vida.

No se queda atrás, Cristiano Ronaldo. La cuenta corriente del portugués multiplicó sus ceros de una forma vertiginosa desde el momento en el que se estrenó en el mundillo de los posados. Y es que, en la mayoría de los casos, los contratos publicitarios doblan el sueldo de los futbolistas. El sueco Fredrik Ljungberg, el ex de Laura Sánchez, Aitor Ocio, el sex symbol francés Adil Rami, Cannavaro o Thierry Henry son otros de los más codiciados.

Con ellos los boxer han adquirido un carisma distinto, al igual que los anuncios de fragancias, relojes o zapatillas deportivas. Son los nuevos chicos anuncios, entre los que no hay sólo futbolistas. En este mismo año, Nadal se ha convertido en imagen de Armani con una ardiente sesión fotográfica que ha dado la vuelta al mundo. Una andadura a la que también se suma su compañero de pista Fernando Verdasco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios