Triunfa el estilo de Catalina

  • La duquesa de Cambridge acudió, como un miembro más de la familia real británica, a la tradicional ceremonia de la Orden de las Jarreteras, donde acaparó las miradas por su exquisito 'look'.

Catalina de Inglaterra sigue siendo sinónimo de estilo y glamour. No hay acto o aparición pública de la duquesa de Cambridge que no levante un gran revuelo por sus acertados atuendos. Con pamela, tocado, de largo o con un look más chic, la esposa del príncipe Guillermo siempre es fiel a su estilo clásico, a veces sobrio, que la incluyen en la lista de las princesas europeas mejor vestidas.

Una elegancia y sofisticación con la que ha vuelto a brillar en su último acto oficial: el desfile de la Orden de las Jarreteras. No es la primera vez que Catalina acude a la tradicional ceremonia -ya lo hizo hace dos años cuando su marido, el príncipe Guillermo, fue nombrado el caballero número 1.000 de la caballería más antigua del Reino Unido- aunque, en esta ocasión, ha participado en la festividad como un miembro más de la Familia Real británica y convertida en la duquesa de Cambridge, título que ostenta desde que se casará con el heredero al trono británico el pasado 29 de abril en la abadía de Westminster. Para la cita, Catherine volvió a hacer alarde de su estilo refinado con un vestido de seda color gris perla que combinó con un bonito abrigo de Katherine Hooker, un sutil tocado de Philip Treacy, clutch a juego y zapatos del mismo tono. Una lección de clase que la vuelve a encumbrar en la lista de las mujeres más imitadas.

Y es que todas quieren ser como Catalina, la estilosa, como ya la llaman comúnmente los medios británicos. Su larga melena castaña y maquillaje rosado, muy natural, se ha ganado miles de elogios desde incluso antes de convertirse en la nuera oficial de Carlos de Inglaterra. Ahora y desde que es princesa, ha dado a su estilismo un toque mucho más cool, fino y exquisito. Un look diez, muy british por cierto, en el que juegan un papel fundamental los tocados. Más grandes, pequeños, llamativos o discretos, Catherine consigue dar un aire muy exquisito a su imagen con este complemento, que además le sienta de maravilla.

Un distinguido estilismo que no descuida a pesar de su apretada agenda y arduo trabajo protocolario. En las últimas semanas, la esposa del príncipe Guillermo ha aparecido en distintos actos públicos. Y en cada uno de ellos, aún siendo muy diferentes entre sí, ha brillado con luz propia. Como en la gala benéfica en favor de los niños necesitados a la que acudió hace sólo unos días y en la que deslumbró con un bonito vestido rosa pálido de Jenny Packham. El diseño, valorado en unos 4.000 euros según la prensa británica, le sentaba como un guante a la Duquesa, que lo combinó con complementos y zapatos nude. Un estilo que triunfa y que siempre combina con su famoso anillo de pedida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios