Pasarela

Trump no logra silenciar a Stormy Daniels

  • El acuerdo de confidencialidad firmado por la actriz no ha evitado que salgan a la luz sus encuentros

Una revista ha rescatado las declaraciones que la actriz hizo hace siete años. Una revista ha rescatado las declaraciones que la actriz hizo hace siete años.

Una revista ha rescatado las declaraciones que la actriz hizo hace siete años.

El presidente estadounidense pensaba que con la firma de un acuerdo de confidencialidad y el pago de ciento treinta mil euros nadie se enteraría de sus encuentros sexuales con la actriz porno Stormy Daniels. Ese fue el trato al que llegaron sus abogados con la actriz semanas antes de que Trump comenzase su campaña electoral para acceder a la Casa Blanca. Stormy, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, ha sido fiel al acuerdo y en las últimas semanas ha negado que mantuviera relaciones sexuales con el magnate. Pero nadie se cree sus palabras, ya que se contradicen con las declaraciones que hizo hace siete años en una revista y que ahora han vuelto a ver la luz. Tampoco resulta creíble el comunicado que ha enviado el equipo de abogados del presidente en el que dicen que lo que se ha publicado "son informaciones antiguas y recicladas que fueron publicadas y desmentidas antes de las elecciones". A este escrito adjuntan otro firmado por la actriz en el que desmiente tanto la relación como el pago de la cantidad económica para que se mantenga en silencio.

La información rescatada, que ha dado la vuelta al mundo, cuenta que el acercamiento tuvo lugar en 2006, durante un torneo de golf celebrado en Lago Tahoe. Hacía un año que Donald Trump se había casado con Melania y habían pasado solo cuatro meses desde que nació su hijo Barron, por eso la actual primera dama no acudió a la cita deportiva, porque se quedó cuidando de su pequeño. "Donald Trump fue presentado a todos. Estuvo mirándome todo el tiempo y luego terminamos yendo a otro hoyo juntos en el mismo carrito de golf". Así comienza Stormy el relato de cómo comenzó su historia. Después Trump le preguntó a la actriz si quería que cenaran juntos, a lo que ella respondió que sí y terminaron "cenando en la habitación". Ya en el dormitorio Stormy salió un momento y asegura que al volver "él estaba sentado en la cama y estaba como diciendo ven aquí. Y yo estaba como, uf, allá vamos. Y comenzamos a besarnos". En la entrevista recuperada la estadounidense asegura que "ni siquiera sé por qué lo hice, pero recuerdo que mientras estábamos teniendo relaciones sexuales, yo pensaba por favor, no intentes pagarme". Al despedirse Trump le dijo a Stormy "te voy a llamar, te voy a llamar, tengo que verte de nuevo. Eres increíble". Donald y Stormy tienen varias cosas en común. Los dos han trabajado en televisión y los dos se planteaban una carrera política. Mientras Trump ha llegado a lo más alto lo de Stormy solo quedó en una intención. En el año 2009 estaba dispuesta a presentarse como candidata a senadora por Luisiana, su lugar de origen. "Una tormenta va a barrer Luisiana de políticos corruptos de una vez por todas" fue el lema que sus fans acuñaron para la que iba a ser la campaña electoral de la actriz. Meses más tarde Stormy decidió no continuar con su carrera política porque los medios de comunicación "no se lo tomaban en serio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios