Vestidos de chocolate y azúcar con fines caritativos

Una asociación caritativa en Washington organiza un desfile de vestidos comestibles realizados con azúcar y chocolate para destinar los fines recaudados a los niños que no tienen nada para leer. Caridad dulce, fue como se bautizó la gala en la que más de una docena de pasteleros de la región de Washington crearon, con distinta suerte, miriñaques, canesúes y sombreros en chocolate o azúcar. Heart of America, organizó el evento que se dedica a distribuir libros a los niños pobres, y finalmente logró recaudar 100.000 dólares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios