La infanta Cristina, contra los fotógrafos

  • Unas fotos de sus hijos solos a las puertas de su nueva casa en Barcelona ha provocado que la Casa del Rey envíe un escrito de protesta y advertencia a la prensa a fin de evitar su publicación.

Comentarios 24

Las últimas fotos de los hijos de la infanta Cristina jugando a las puertas de su nueva casa en Barcelona han hecho enfadar, y mucho, a la hija del Rey. Doña Cristina alega que los fotógrafos no pueden tomar imágenes de los menores si no están acompañados de adultos. Y mucho menos publicarlas. Es cierto, pero la carta de protesta que ha recibido la agencia de noticias ha abierto un debate público, pues llevaba el membrete de la Casa del Rey. ¿Está o no desvinculada la monarquía de la familia Urdangarín-Borbón hasta que el yerno del Rey no sea juzgado?

El hecho es que las caras de los hijos de las infantas y de los Príncipes de Asturias nunca han sido pixeladas en los medios de comunicación es evidente. Además, hemos visto muchas veces fotos de los niños Urdangarín o Marichalar solos sin sus padres, saliendo del colegio o haciendo algún deporte, sin que su difusión provocara malestar alguno.

Está claro que la situación actual es diferente por el proceso judicial abierto contra Iñaki Urdangarín. Esta circunstancia, unida al desgaste psicológico por la presión mediática que tiene que soportar diariamente Doña Cristina, podría ser la causa de que la infanta haya explotado y haya decidido tomar medidas contra los fotógrafos que los siguen diariamente y captan cada uno de sus movimientos rutinarios.

El comunicado estaba firmado por Javier Ayuso, director de Comunicación de la Casa del Rey. Dirigido en general a todas las agencias que obren en poder de las imágenes de los niños de la infanta Cristina, les advierte que no se pueden publicar fotos de menores sin estar en compañía de sus padres y que si esas fotos llegaran a los quioscos, la Casa del Rey presentaría la correspondiente denuncia.

Pero ahí no queda el asunto. Al parecer, un paparazzi de una de las agencias nacionales más famosas recibió en persona una advertencia de uno de los escoltas de la seguridad de Doña Cristina. "La señora (en referencia a la infanta) no quiere que se fotografíe a sus hijos si no están con adultos. Se demandará al medio y al fotógrafo si las imágenes salen publicadas", dijo. Ante tal amenaza, el fotógrafo se vio obligado a borrar de su cámara las instantáneas que acababa de sacar de los pequeños.

Algunos periodistas han calificado la forma de actuar de la infanta como una "coacción a la libertad de información" en este país. Sea como sea, lo más sorprendente es que el escrito de advertencia a la prensa, recibido pocas horas después de producirse la amenaza en persona del escolta, procediera de la Casa del Rey cuando la infanta Cristina ni siquiera cumple ya con ninguna agenda oficial relacionada con Zarzuela. Al parecer, que no realice su habitual labor como infanta de España no tiene nada que ver con que pueda recurrir a pedir ayuda a la Casa del Rey. O eso parece.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios