El marido de Lollobrigida anda de nuevo en juicios

El empresario barcelonés Javier Rigau, marido de la actriz italiana Gina Lollobrigida, ha anunciado que recurrirá la sentencia que condena a seis meses de prisión y a un año de inhabilitación para el ejercicio de la abogacía al letrado Javier Saavedra por estafarle cuando fue cliente de su despacho. Fuentes jurídicas señalan que los abogados de Rigau presentarán un recurso de casación ante la sala segunda del Tribunal Supremo (TS) por considerar insuficiente la condena a Saavedra, para quien la Fiscalía pedía cinco años de prisión que el empresario elevaba a nueve.

La Audiencia Provincial de Madrid condenó a Miguel Saavedra a seis meses de prisión por estafa y a un año de inhabilitación y 2.160 euros de multa por deslealtad profesional al perjudicar de forma manifiesta los intereses de quien le contrató para representarlo, pero le absolvió de los delitos de estafa agravada y de apropiación indebida de los que le acusaba el fiscal.

Javier Rigau recurre la condena contra el abogado Javier Saavedra por las demandas personales que no presentó

Es por ello que Rigau recurrirá el fallo al no estar conforme con el argumento de la sala que entiende que la voluntad del acusado no era la de estafar a su cliente, a pesar de los posteriores defectos de forma que hubiera podido cometer.

El tribunal considera probado que a partir de octubre de 2006 el empresario, de quien se consideró legal su matrimonio con Lollobrigida hace menos de un año, sufrió una campaña de desprestigio en medios de comunicación, en los que se le tildaba de "mentiroso, gigoló y delincuente". Jaiver Rigau contrató a Saavedra para que interpusiera las demandas necesarias. Recibió una cantidad de importe desconocido para presentar 44 denuncias en nombre de Javier Rigau y otras cuatro en nombre de su madre. El acusado, que administraba el dinero que ingresaba su propio bufete, decidió interponer durante 2007 y 2008 sucesivas demandas en las que reclamaba entre 200.000 y 300.000 euros.

Sin embargo, Saavedra desatendió su labor en algunos casos, en los que no llegó a interponer demanda alguna o llegó a renunciar a las que sí había presentado a pesar de que Rigau le había provisto de fondos para cubrir los costes.

Saavedra llegó a solicitars a Rigau el doble de la fianza que en realidad le pedía el juzgado, dejó de aportar documentación esencial y confió el trabajo a una única procuradora para participar en 20 demandas que ni siquiera llegó a cobrar.

La justicia italiana dio la razón en febrero del año pasado a Rigau, absolviéndolo de delitos de falsedad documental y estafa, por su boda por poder con Gina Lollobrigida. Después de siete años litigios, y pasar ambos por platós de medio mundo, se reonoció la boda pese a las iras de la nonagenaria estrella italiana. Rigau (nacido en 1961) y la Lollo (que acaba de cumplir 90 años, nació en 1927) se casaron por en 2010, en una iglesia barcelonesa. La actriz consideró poco después que todo había sido una estafa y que el enlace había sido sin su su consentimiento. La justicia española archivó la causa y la justicia italiana terminó por dar la razón a Rigau por esa boda por poderes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios