La nueva vida de Concha Velasco

  • La actriz, oficialmente divorciada de Paco Marsó, ha hablado en varios medios de comunicación sobre la excelente etapa que está atravesando, con diversos proyectos en cine, teatro y televisión. Además, ha confesado estar mejor que nunca, y con el corazón libre.

"Ya tengo el divorcio pero las deudas de Paco siguen...". Con estas palabras la revista Semana presentaba en primera plana a una renovada Concha Velasco, que abrió su corazón sin miramientos a la publicación. Sin duda, estos días han sido para la vallisoletana una constante confesión, ya que en los mismos ha hablado de su actual situación personal y laboral; y no sólo concediendo esta íntima entrevista a la revista Semana, sino también sentada en un plató de televisión.

La veterana actriz ha explicado que, tras seis años, Paco Marsó ya ha firmado los papeles del divorcio. Un duro proceso que por fin ha visto su fin "aunque las deudas de Paco siguen". Además, Concha Velasco ha reconocido en la publicación que esta situación le llevó "a tomar las botellas de whisky de dos en dos, y a fumar sin parar".

Totalmente recuperada y tras este trance, la actriz, espléndida a sus setenta años, reconoce estar atravesando una bonita nueva etapa en su vida, donde las cosas le van de maravilla tanto en lo profesional como en lo personal; con varios proyectos en marcha y arropada en sus hijos y resto de familia.

La vida de Concha Velasco no ha sido especialmente fácil. Casada con Paco Marsó durante treinta años, la actriz lo pasó realmente mal cuando su relación se fue al garete por la incompatibilidad de caracteres de ambos, según sus propias palabras. Desde ese momento, la actriz y bailarina nunca ha dejado de reconocer que estar sola le cuesta, aunque, como ella misma ha confesado, no le ha quedado "más remedio que asumir mi situación".

Paco Marsó y Concha Velasco no sólo estaban unidos sentimentalmente sino que, además, Marsó  era el productor de la vallisoletana. Su ruptura se convirtió en una batalla verbal, entre entrevistas y comentarios despectivos, que pusieron al descubierto los secretos más íntimos de la pareja, como infidelidades, adicciones o violencia verbal. Un cruce de acusaciones que se calmó con la detención de Diana Patricia, hija de Paco Marsó, pero que más tarde volvió a su cauce por las supuestas deudas del productor a las que ha tenido que hacer frente Concha Velasco. Un hecho que Marsó ha negado hasta la fecha.

A punto de ser una mujer divorciada, la artista se encuentra animada y fuerte. Este mismo fin de semana comenzó su nueva etapa laboral con el estreno de la película Rabia; un papel en el que ha puesto mucho de ella misma, y tiene proyectos en teatro y televisión.

En cuanto al amor, dice que duda volver a enamorarse porque "tiene que ser un hombre muy guapo, rico y simpático", pero sobre todo "que esté conmigo, se mire en mis ojos y me quiera", confesó a Ana Rosa Quintana en su programa.

Por otra parte, se encuentra tan estupenda que no le importaría hacer un posado para Interviú. Muy guapa y estupenda, desde luego, si que está.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios