Un rincón de moda para soñar

Nadie, ni él mismo siquiera, hubiera podido imaginar que su futuro estaría dedicado al diseño. De hecho, sus primeras intenciones laborales le condujeron a la licenciatura de Ingeniería Técnica en Obras Públicas hasta que, el afán por descubrir nuevos caminos, le hizo comenzar a andar por este sendero donde, en la actualidad, da certeros pasos. "Una amiga me habló de unos cursos para aprender a crear ropa y, como siempre me ha gustado la pintura y lo artístico, me decidí a probar. Lugar donde pueda aprender, allí que voy", confiesa quien, de seguido a aquella decisión, fuera ganador, hace cuatro años, del Certamen de Diseñadores Noveles del Salón Internacional de Moda Flamenca (Simof).

A partir de aquel momento, Cañavate dejó claro que no se trata de un profesional al uso y que, tanto su perfección en la costura, como su originalidad en las propuestas, le han valido excelentes críticas en sus creaciones flamencas y también en aquellas otras de noche o novia. "En la tienda quiero seguir ofreciendo toda la gama de estilos y, además, incluir unas líneas más económicas pensadas para momentos como los que estamos viviendo", explica en relación a un establecimiento que, desde la calle Alonso el Sabio de Sevilla, atenderá a todas aquellas interesadas en este amante de la figura femenina. Por sus manos han pasado desde las presentadoras Mariló Montero a Ana Rosa Quintana pasando por la cantante Pastora Soler o la actriz Ana Obregón, figuras muy conocidas que confían habitualmente en el talento innato del gaditano para vestir a la mujer.

Recién llegado de Jerez, en cuya segunda edición del certamen de tendencias flamencas volvió a triunfar el pasado fin de semana con la colección "Las flores de mi jardín" -bautizada así porque cada traje ha sido inspirado por una flor diferente-, este joven con "la edad de Cristo" (33) se enfrenta al gran reto de, mañana jueves por la noche, festejar la inauguración del local que lleva su nombre junto a más de cien invitados, entre los que se podrá ver a Eva González o la onubense Laura Sánchez. "Estoy un poco nervioso porque es mucha la responsabilidad pero, a la vez, cumplo uno de mis sueños", reconoce desde unos casi dos metros de altura que parecen situarle a otro nivel distinto que el resto de los mortales. Pero, en realidad, ¿hasta dónde quiere llegar nuestro protagonista? "A lo máximo", responde. "Ojalá que alguna vez me llamen para colaborar con alguna gran firma y que por supuesto siga avanzando en este mundo. Aún me queda mucho".

Admirador de Valentino o Balenciaga, Cañavate considera la moda como el eje que articula su propia vida. "Para mí constituye ese rincón donde puedo soñar y hacer soñar. Por ella lo he dejado y lo dejo todo. Es mi amiga, mi amante…". Con poéticas palabras se despide, dejando en el recuerdo desfiles como el de la última edición de "Andalucía de Moda" durante la que, cada una de las salidas de las maniquíes, fue acogida con entusiastas aplausos por parte de los asistentes. Es el sino que les toca "sufrir" a aquellos que nacen bajo el estigma del triunfo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios